4:26 | by admin

Es sabido que la necesidad de generar contenido de calidad es una obligación prácticamente a la hora de buscar un buen posicionamiento en buscadores. Para ello, las empresas toman escritores, o su personal dedica gran parte de su tiempo a redactar el contenido que día a día vemos indexado en los diferentes sitios de nuestro interés.

Pero, con la irrupción de los portales sociales, muchos webmasters y personas encargadas de SEO se preguntan si realmente es beneficioso crear contenido nuevo, cuando existen tantos sitios que permiten agregar el contenido, y no siempre «recuerdan» citar las fuentes originales, ni incluir el vínculo a estos sitios. Después de todo, este es uno de los motivos principales por los que se genera este nuevo contenido. En primer lugar para darle un valor extra al sitio, esto es, pensando en los visitantes usuarios. Y en segundo lugar, para lograr la mayor cantidad posible de incoming links, esto es, al viralizar estos artículos.

En realidad, estamos en una especie de plagio y violación de los derechos de autor. Pero la realidad es que una vez que esos contenidos se «liberan» en la blogosfera, no hay forma de controlar su multiplicación, ni en cantidad -por algo le dicen «viralización»- ni en calidad.  Estos cambios que se están dando progresiva pero imparablemente, influyen inclusive en la apreciación que tienen los usuarios de lo que es un sitio recomendable. A tal nivel llega la percepción social de un sitio, que en muchos casos antes que «googlear» lo que quieren buscar, los usuarios comienzan a preguntar en su comunidad online, ya sea a través de los portales sociales, o mediante los foros de discusión, dónde se encuentra la información buscada.

No estamos diciendo que se pueda prescindir de los buscadores, por algo todos estamos tratando de buscar el mejor posicionamiento en buscadores, sino que estos factores deben ser tenidos en cuenta. En rigor de verdad, Google toma la «reputación online» como uno de los índices para elaborar el pagerank, pero a veces parecería que esta medición no es del todo elástica y dinámica como debería serlo. De hecho, hay miles de sitios muy populares en su nicho, que no tienen un pagerank destacado.

Entonces, qué hacer con estas nuevas realidades. Mientras vemos como se desarrollan las cosas, lo ideal es un «mix» de contenido generado original y ciertos bookmarks que creamos relevantes. Lo más positivo, y éticamente correcto, es respetar las fuentes. De hecho, esto no daña el pagerank para nada, ni nos somete a penalizaciones al tener varios vínculos a otros sitios, siempre y cuando sean de la misma temática que el nuestro.

Los comentarios están cerrados.