26 julio 2009
Autor admin

Los enlaces patrocinados son una de las herramientas más útiles de SEM de que disponen los responsables de un sitio para promocionar su web y obtener ventas. Pero ¿cuáles son las expectativas realistas que podemos albergar en cuanto a esta forma de promoción en términos de conversión?

Típicamente, las tasas de conversión se ubican entre un 10 y un 15%, pero algunos sitios logran hasta el 30%, siempre y cuando hagan las cosas bien. Pero estas cifras no son iguales para todos. No es lo mismo la cifra de conversión de un sitio inmobiliario que de uno que venda pendrives o ratones inalámbricos.

Muchos factores inciden en estas cifras. El targetting es uno de ellos. Y la forma más conveniente de afinar el target es con una adecuada selección de las keywords. Una suerte de ley de Murphy puede adecuarse a esta situación. Esas keywords las cuales sentimos que son las correctas, que es una genialidad que se nos haya ocurrido, y que representan nuestro lanzamiento hacia el éxito, por lo general no son las adecuadas, o al menos no son las más adecuadas. La selección de las keywords para los enlaces patrocinados requiere de la misma paciencia de Mendel con sus frijoles, es todo una cuestión de ensayo y error. Y esto impone que estemos muy pendientes de nuestras analíticas.

Otro tema álgido: el valor del click. Esta cuestión puede representar la diferencia entre hacer un muy buen negocio con nuestros enlaces patrocinados o perder dinero monumentalmente. Usemos un poco la lógica. Si ofertas un valor demasiado bajo, Google no le dará tanta importancia a tus enlaces como a los de tu competencia, que tal vez paguen más. En consecuencia, los enlaces de los que más paguen saldrán con más frecuencia y mejor posicionados que los de aquellos anunciantes que paguen muy poco. Y si te vas al otro extremo, y pagas demasiado, perderás dinero. No te alcanzará con las tasas de conversión esperables para recuperar lo invertido.

Como en muchas otras cosas de la vida, la experiencia es clave en la consecución del éxito. Solamente la permanencia de tu campaña te reportará las ganancias deseadas, y seguramente perderás dinero por algo de tiempo hasta ganar. Si eres nuevo en la actividad tus competidores tienen la ventaja de la experiencia. Si tu cuenta de enlaces patrocinados es nueva, probablemente no tengas tan buenos precios como aquellos anunciantes que hace muchos meses que están, o inclusive años. Recuerda que Google premia la permanencia, en muchos aspectos.

 

25 julio 2009
Autor admin

Mucho se ha hablado en diferentes foros y blogs de los clicks fraudulentos que afectan a la publicidad online, tanto de las publicidades de Adsense como los enlaces patrocinados. En el primer caso, el fraude vendría por un abuso intencional cometido al pinchar repetidas veces en tu propio aviso de Adsense, para que Google te pague. Y en el segundo caso, el de los enlaces patrocinados, se trata de pinchar muchas veces en el enlace de tu competencia para que cumpla rápidamente el presupuesto diario. Esto se puede hacer preferentemente por la mañana, entonces te aseguras que los avisos de tus competidores no vuelvan a salir en lo que resta del día.

Los clicks fraudulentos son como las brujas, nadie cree en ellos, pero que las hay, las hay. No se sabe muy bien cuál es el mecanismo subyacente, es decir cómo cumple con su contralor Google, pero ten por seguro que a la menor actividad de clicks fraudulentos de Adsense, la cuenta es cancelada, y los ingresos retenidos, y no solo eso, sino que no podrás volver a sacar otra cuenta. De hecho, le ha pasado a algunos webmaster que “probando” los enlaces de Adsense con el programador del sitio, Google detecto la actividad supuestamente “ilegal” y la cuenta fue dada de baja. No creo que a Google le cueste saber de donde vienen los clicks que se pinchan sobre un enlace, dado que hoy día casi todos tienen IP estática, y es muy sencillo para ellos saber tu ubicación geográfica. Tampoco creo que haya alguien tan ingenuo como para pincharse sus propios enlaces desde el ordenador del living de su casa. El negocio de Google es, justamente, la publicidad online, y nadie le va a ir a papá mono con bananas verdes…

Pero, hecha la ley, hecha la trampa. Hace no mucho Panda, la empresa que se dedica a programas antivirus ha detectado un nuevo worm que se dedica a cambiar los enlaces de los Adsense para dirigir el dinero a determinadas cuentas, desviándolo de su destinatario legal. El Clickbot.a logró infectar nada menos que 34.000 computadoras. Los bots eran controlados a través de varios servidores, y determinaban, por ejemplo el límite máximos de clicks sobre un aviso, y tomaban la precaución de cambiar frecuentemente de IP para no levantar sospechas.

En cuanto al fraude con los clicks sobre los enlaces patrocinados que también puede afectar a las campañas de publicidad online, no hay manera de prevenirse. Nadie puede vivir pendiente de las Analíticas del sitio. Alguna vez deberás salir con tu novia, o ir a comer, o alguna otra actividad propia de humanos. Deberás partir de la base que Google vela bien por tus intereses en este sentido, ya que tiene una gran capacidad para detectar irregularidades, y ante la menor sospecha, tomará cartas en el asunto. Igual, fijarse en las estadísticas a menudo no está de más.

24 julio 2009
Autor admin

Muchos responsables de sitios de pequeñas empresas se ven estimulados por lo accesible de los costos de las campañas de enlaces patrocinados. Es cierto que representan una inversión al alcance de muchos, pero su efectividad depende de múltiples factores, que no siempre son tenidos en cuenta. Esto fundamentalmente sucede cuando se decide hacer una campaña de enlaces patrocinados sin supervisión o asesoramiento de especialistas en SEM, Search Engine Management. Veamos por qué.

Poner enlaces patrocinados es como plantar semillas en un campo. En el caso de que estas germinen, el encargado del campo debe tener claro qué hacer cuando las plantas comiencen a surgir. Debe saber en primer término cuando esperar el nacimiento de las nuevas plantas, cómo es su desarrollo, y cuándo hacer la cosecha. Una vez que tenga la cosecha, ¿qué hace con ella? No la puede almacenar por siempre, y así la analogía puede continuar. Con los enlaces patrocinados sucede lo mismo. ¿Qué hacer con los clicks una vez que empiecen a llegar?

Es necesario preparar los sitios para la optimización de los gastos en enlaces patrocinados. Hay un cambio conceptual en el diseño de los sitios. No es lo mismo cómo se concebía la estructura lógica de un sitio hace cinco años, por ejemplo, que hoy día. Los cambios culturales y de estrategias comunicacionales, no sólo personales sino de las empresas, hace que la forma de presentar la información sea diferente. Los sitios y los espacios compartidos online deben cambiar o perecerán ante la indiferencia de los usuarios. Simplemente, la gente habla y piensa en forma distinta hoy que hace un lustro.

La tradicional estructura “Home + dos o tres páginas + acerca de + contáctenos” ha quedado sobrepasada por la lógica de lo que hoy se conoce como Web 2.0. En consecuencia, los clicks derivados por los enlaces patrocinados deben encontrarse con un sitio que responda a esta nueva lógica. Por ejemplo, un error muy común es hacer terminar todos los links provenientes de los enlaces patrocinados en la home. Esto significará una experiencia frustrante para el usuario.

Una de las virtudes de las que carecen la mayoría de los usuarios es la paciencia. Nada debería estar a tres cliks si lo puedo poner a dos. Imaginemos un sitio de venta online de productos para oficinas. Si el enlace patrocinado responde a “sillas ergonómincas” como keyword, no es necesario que el usuario tenga que pasar por las impresoras láser para llegar a donde quiere. Debe mandarse el link directo a donde el usuario quiere llegar.

Los enlaces patrocinados no son la panacea. Deben responder a una cuidada planificación de márketing y a estrategias de márketing online bien definidas. De esta forma se asegura no solo el retorno de lo invertido sino mayores beneficios.

21 julio 2009
Autor admin

Recientemente Google le ha dado una nueva vuelta de tuerca a la publicidad contextual. Hasta ahora, ya sabíamos que Google “leía” las páginas por las que navegaba el usuario, y adecuaba los links de los enlaces patrocinados a la naturaleza del sitio en cuestión. Pero ahora, Google, mediante el uso de cookies es capaz de conservar un registro histórico de los sitios visitados por el usuario, ver sus preferencias y por ejemplo, guardar registro de las búsquedas de YouTube. De esta forma la publicidad en Google toma una nueva dimensión.

El tema álgido es que, para muchos consumidores, se trataría de una nueva intromisión a la privacidad de las personas, al guardar registros sin que el usuario lo sepa o lo permita explícitamente. Google también guarda registro de la hora de entrada y salida de los sitios visitados, y qué enlaces se pinchan. Pero, en contrapartida, Google aduce que este cambio es para mejorar la experiencia de publicidad de los cibernautas. La idea es tratar de vincular lo más posible los gustos, intereses y características de las personas con las ofertas de enlaces patrocinados. De esta forma se espera mejorar la efectividad de los enlaces patrocinados y así mejorar sus cifras recaudadas.

La pregunta es, tú como usuario ¿te sientes cómodo con semejante control de tus hábitos en la red? ¿Estamos en presencia de un nuevo Gran Hermano? Cuesta ver un límite claramente delimitado. Todos sabemos que la publicidad ha llegado para quedarse. Es un mal menor, si se lo quiere, pues gracias a la publicidad en Internet, el usuario dispone de gran cantidad de contenidos de calidad en forma gratuita. Pero no todos se sienten completamente cómodos con la idea de ser dirigidos en las acciones que toman. ¿Cuánto deberá pasar hasta que “alguien” determine qué contenido es adecuado para mí y cuál no?

La idea es transformar la publicidad de Google en información, de manera cada vez más eficiente. Pensemos que si los enlaces patrocinados no coinciden con los intereses del usuario, su eficacia será menor. En múltiples ocasiones, la búsqueda de información nos lleva a visitar sitios que de otra forma ni soñaríamos con ver. Por ejemplo, buscando “Recetas para patas de cordero”, puede tranquilamente llevarnos al sitio de un criadero de corderos. En consecuencia, jamás pincharíamos un link que nos lleve a una empresa de servicios veterinarios.

Una mayor eficacia de los enlaces patrocinados es mejor para los Webmaster o las personas a cargo del SEO de un sitio, es mejor para los dueños de los sitios, y en último caso, es mejor para ti como usuario. Pero ¿a qué costo?

20 julio 2009
Autor admin

 

Los coletazos de la recesión mundial azotan todavía la actividad económica en todo el mundo, en casi todas las ramas de la industria. Pero lejos de deprimir sus números, la publicidad en Internet se ha convertido en el nuevo caballito de batalla para tratar de paliar los efectos de la crisis. Históricamente, la publicidad en Internet ha sido considerada un “auxiliar” de los medios de comunicación, con pautas publicitarias, pero sin iniciativa propia, sólo siguiendo los dictados de los hermanos mayores, la gráfica y la televisión. Sin embargo, esta tendencia comienza a cambiar.

Muy lejos de los números en rojo que hoy por hoy son tan comunes, la publicidad online en España ha facturado en el primer trimestre de 2009 un 3.6% más que en igual período de 2008. Los gastos en SEM –Search Engine Marketing- y SEO –Search Engine Optimization han crecido un 5.3%, en iguales períodos. Esto muestra una mayor preocupación por las empresas por lograr una optimización de sus sitios para la publicidad Online, y la adecuación a las exigencias de los buscadores. Además, se ve claramente cómo los enlaces patrocinados se han convertido en una eficaz herramienta de promoción y venta.

Cuáles son las ventajas comparativas de estas campañas online. Muchas, desde lo conveniente por su bajo costo, el dinamismo que tiene este soporte para cambios rápidos de estrategia si el mercado lo requiere y su facilidad de implementación. Los enlaces patrocinados son una herramienta por demás versátil que permiten adecuar la pauta a las vertiginosas condiciones de la actividad.

La conveniencia del mercado publicitario online ha quedado expuesta al caer las formas de negocios tradicionales, modificación impulsada tanto por la crisis, como por los cambios de hábitos y costumbres en los consumidores. Con una fracción de lo que antes una empresa pagaba una plana de publicidad en un diario de primera circulación, puede costear un completo plan de publicidad online, que incluya una campaña de enlaces patrocinados por muchos meses. Sin duda, hoy por hoy, como están planteadas las cosas, la campaña online aportará más ventas que una sola y costosa publicidad gráfica.

Otra de las ventajas de las campañas online y de los enlaces patrocinados, tal vez la más significativa desde el plano de cómo se definen al potencial público comprados, es su capacidad de customización, es decir, de adaptación a la audiencia a quien se destina. De esta forma, el retorno de lo invertido en este tipo de acciones es mucho más alto que el de las campañas publicitarias tradicionales, por su alto impacto y efectividad.

19 julio 2009
Autor admin

Desde el día 4 de junio Google Adwords ha adoptado ciertas prácticas que, quedándonos cortos, pueden ser tildadas de controversiales. Desde ese día Google permite incluir dentro de las palabras claves de una empresa, las palabras claves de sus competidores. Para poner un ejemplo, un usuario busca a la empresa XX, pero oh sorpresa, al surgir los resultados de su búsqueda, dentro de los resultados patrocinados aparece el enlace a YY, archirival y némesis de XX.

Detengamosnos unos instantes para analizar las consecuencias de esta nueva reglamentación. Por un lado, permitirá a las empresas más pequeñas que aún están construyendo su marca, competir en el mismo nicho del mercado que grandes empresas ya hace tiempo establecidas. Esto es, si eres la persona encargada del SEO de una de estas empresas, no puedes dejar de aprovechar la oportunidad para llevar tus enlaces patrocinados a un nuevo nivel de exposición, “colgándolo” de las Keywords de tus rivales.

Pero por el otro lado, esto constituye sin duda una clara muestra de publicidad engañosa. Desde el punto de vista del usuario, quien busca cierta información, podemos decir que es al menos desconcertante que dentro de los enlaces patrocinados surjan links que él no buscaba. Esto es sobre todo así para aquellas personas acostumbradas a buscar datos o información en internet y que  suelen “confiar” en los enlaces patrocinados. Sería como si una modesta sastrería se decidiera a poner en las Páginas Amarillas su aviso con el título resaltado “El Corte Inglés”, y más abajo en letras minúsculas “…no somos nosotros, pero queremos parecernos.”

Ciertamente, la decisión ha levantado polvareda. El año pasado, Google ya había puesto en marcha una “prueba piloto” en Europa, lo cual ha llevado la disputa al máximo tribunal: La Corte Europea de Justicia. Ahora, las voces en contra y las amenazas de litigios se levantan en los más de 200 países donde la medida ha sido habilitada.

Como persona especializada en SEO, por más que adentro sienta un pequeño angelito que me susurra al oído “¡No lo hagas que está mal!”, no puedo evitar sacar ventajas de esta nueva práctica para favorecer a mis más modestos clientes. De esta forma, se generarán mayor cantidad de enlaces patrocinados a partir de un cambio en las keywords, simplemente incluyendo las marcas rivales. Visto desde esta perspectiva, es fácil ver como se multiplica el negocio de las Adwords para Google, al levantar estas restricciones y permitir casi cualquier cosa. En otra época, la empresa responsable sería penalizada y su cuenta de Adwords cerrada. Y tú, ¿qué harás con tus sitios? ¿Caerás en la tentación como yo?

14 julio 2009
Autor admin

Las campañas de Adwords son sin duda una de las más poderosas herramientas para lograr los tan ansiados clicks que todos los webmaster añoran. Pero su versatilidad es un arma de doble filo. Sólo los verdaderos especialistas pueden lograr los resultados deseados. La idea es alcanzar la máxima efectividad de nuestra inversión en campañas de Adwords. El foco debe estar centrado no en la cantidad de clicks que nuestros enlaces generen, sino en la cantidad de los mismos que se transformen en ventas efectivas. Sólo quienes manejen los conceptos claves de las campañas de PPC, lograrán que las Adwords sean o una brocha gorda, o el fino pincel del artista capaz de retratar los más delicados detalles de una obra.

Los Adwords son el combustible que mantiene a una página viva. Hoy por hoy, ninguna empresa, sin importar su envergadura, puede prescindir de los enlaces patrocinados. Son la única manera de lograr la visibilidad que nos permitirá estar dentro de la lista de favoritos de nuestros clientes. Pero el camino hasta la meta es bastante largo y tortuoso. Sin dudas llegarás a puntos donde crees que no estás avanzando, y deberás replantear las cosas. La permanencia en este tormentoso mar que es la ciberesfera es una empresa a largo plazo. Debe formar parte de un plan en el que has de trabajar día a día. No es cuestión de pagar una campaña de PPC y sentarse a esperar.

Los Adwords son, en definitiva, una herramienta que te puede asegurar la penetración en tu universo de potenciales clientes, pero una vez que estés allí, los esfuerzos deben redoblarse para asegurarse la permanencia de la marca. Muchos emprendedores descuidan este aspecto, y creen que con tan sólo contratar una campaña de PPC, el éxito está asegurado. Internet, hoy más que nunca, propone constantemente un modelo de relación dialéctica con nuestros clientes. Concretamente, deberás hacerte amigo de la idea de que son ellos los que hacen la Internet.

Ningún empresario que carezca de la “cintura” para adaptarse a las necesidades, deseos y gustos de sus usuarios tiene la menor posibilidad de  sobrevivir. Por más Adwords que pagues, si no sabes interpretar estas tendencias será dinero desperdiciado. Olvídate de esos caducos conceptos de “público cautivo”. La gente se ha liberado, y ahora disponen de infinitas posibilidades para elegir. Hoy  los usuarios se educan, investigan, comparan, y finalmente eligen. Si no les provees exactamente lo que quieren, se irán a buscarlo a otra parte, para no retornar.

8 julio 2009
Autor admin

Muchas veces hemos hecho referencia a la vinculación intrínseca entre las keywords que elegimos y el éxito de nuestra campaña de adwords. A pesar de que el algoritmo o algoritmos que usa Google para hacer trabajar a sus buscadores –uno de los secretos mejor guardados del mundo- la simple práctica por parte de los webmasters y administradores dan mucha información en cuanto a cómo funciona todo este asunto.

La oportunidad se presenta en una ventana muy estrecha: 25 caracteres en el título, 70 en el texto y 35 en la URL. Eso es todo de lo que disponemos cuando contratamos una campaña de CPC, o costo por contacto. Es muy poco espacio para mostrar todo lo que nuestra empresa puede hacer.

Evidentemente, necesitamos ayuda a la hora de pensar en keywords adecuadas. ¿Cuál es la importancia de esto? Pues que los futuros clientes van a entrar esas palabras, y la idea es que nuestro aviso salga dentro de los primeros seis. Hay varias herramientas gratuitas online que nos pueden ayudar a encontrar palabras clave adecuadas para que nuestra campaña de adwords rinda los máximos resultados. Google Adwords posee una herramienta que se despliega al crear una cuenta que nos ayuda a sugerir palabras clave. Además podemos recurrir a otros sitios que generan campañas de Adwords como Miva y Overure.

Ahora bien, ¿qué hacemos con estas palabras clave? Pues, las incluimos en nuestro sitio, claro. Pero ¿dónde? En el título del sitio, es un must. Cuidado con no repetir más de tres veces la misma palabra clave, ya que esto puede ser penalizado como Spam por Google. En las etiquetas ALT. Estas etiquetas sirven para darle una suerte de descripción o nombre a las imágenes. Si tienes el Explorer, es la pequeña etiquetita amarilla que sale cuando pasas el ratón sobre una imagen. Es difícil de creer cuantos diseñadores web con experiencia olvidan poner las ALT en las imágenes, una lástima.

Google no considera las etiquetas “keywords” y “description”. Pero esto no significa que no las incluyamos allí. Hay otros buscadores muy importantes que sí las tienen en cuenta. De allí también podemos generar tráfico, aunque no les paguemos una campaña PPC.

Si aún no has elegido dominio, no pierdas la oportunidad de incluir alguna de tus palabras clave en el mismo, pues se sospecha que Google lo tiene en cuenta. Como con todo, si abusas, Google te puede penalizar. Por ejemplo si la ruta es http://www.palabra-clave.com/palabra-clave/palabra-clave.html, puedes ser penalizado.

Autor admin

En lo referente a campañas de marketing en internet, la cuestión no es sacar la chequera y gastar dinero indiscriminadamente, porque eso no es garantía de que nos vayan a entrar más visitas. Ni siquiera la famosa frase, esa que todos quisiéramos decir en algún momento de nuestras vidas: “El dinero no es problema”, pueden asegurar el resultado esperado: más compras –o más de lo que queremos que hagan nuestros visitantes.

Hay varias cosas de las que debemos asegurarnos antes de contratar una campaña de enlaces patrocinados. La primera y fundamental es el diseño del sitio. Para los que no tienen ni noción, tenemos básicamente dos tipos de sitios: los de páginas dinámicas y los de páginas estáticas. La discusión entre los amantes y detractores de ambas maneras de construir un sitio web son eternas, hay quienes aman a unas y quienes las odian por igual. Cabe aclarar que los sitios estáticos se llevan mejor con los bots de los buscadores –quienes nos van a ayudar a ranquear mejor en los buscadores. Pero los nuevos desarrollos open source –para que todos usen y mejoren- de bases de datos como MySQL y PHP han brindado soluciones muy atractivas y fáciles de usar y administrar, sobre todo para tiendas online. Ejemplos muy claros de estas últimas tecnologías son las soluciones para comercio OsCommerce y ZenCart.

Si optamos –o nuestro diseñador opta por nosotros- por una de estas páginas dinámicas, aún así podemos hacer muchas otras cosas para gustarle a los bots. En primer lugar, desaconsejamos los sitios enteramente en flash, o con sus index enteramente en flash. Nuevamente la razón es que los bots no saben leer muy bien estas páginas. Como plug in, es suficiente. No olvidar poner las etiquetas con los nombres a todas las imágenes. Evitar tags como “Imagen 1”, sino más bien “MP4 5Gigas”. No pueden faltar el título del sitio y la descripción. Para la Keywords reservamos un párrafo aparte.

Las Keywords son probablemente el factor que nos ayudará a derivar más tráfico al sitio. Hay que ponerse en el lugar del cliente, y pensar qué palabras usaría para encontrarnos. Las Keywords deben probarse, y estudiarlas cuidadosamente, para ver cuáles de ellas generan el mejor resultado. Es necesario corregirlas a menudo e ir probando. La adecuada selección de las keywords es lo que hará que nuestra campaña de enlaces patrocinados rinda los frutos deseados.

2 julio 2009
Autor admin

Los enlaces patrocinados son la forma de comprar tráfico de la forma más rápida y efectiva. Se usan por lo general para lograr con una baja inversión llevar tráfico a un sitio. También se los conocen como Adwords. Si tu plan es comprar enlaces patrocinados, deberás pensar en dos empresas: Google y Yahoo.

Los enlaces patrocinados funcionan de la siguiente forma: cuando una persona ingresa ciertas palabras en el buscador, aparte de los resultados que el buscador generará en base a su algoritmo (operación matemática que opera los bots), el buscador va a sugerir los enlaces patrocinados, es decir que ese sitio web que sin la ayuda de los enlaces patrocinados estaría en la página, digamos, diez, aparece en la primer página, como por arte de magia.

Pero ¿qué es lo que realmente se paga en los enlaces patrocinados? Sólo si la persona clickea en ellos.

Esto trae como consecuencia varias cosas. Pueden llegar a ser muy efectivos, como también un gasto de dinero. Si las keywords y la metadescripción está bien hecha, lo más precisamente acotadas a la actividad del cliente, la eficacia puede llegar a ser muy alta, es decir tendrán una alta tasa de conversión. ¿Conversión de qué? Pues de clicks en compras efectivas. Porque de eso se trata en definitiva. Es muy bueno tener un sitio con muchas visitas, pero la idea detrás de todo esto es la venta.

La campaña de Adwords es una acción de ensayo y error. Es decir, comienza con las Keywords que te parezcan las más adecuadas. A veces, con una diferencia minúscula se obtienen resultados geométricamente superiores.

La contratación de Adwords de Google provee de herramientas de análisis estadístico muy buenas. Permite analizar en detalle quién, y de donde, clickea nuestros avisos, y bajo qué Keywords. Esto es muy importante, pues nos permitirá conocer en detalle la población que está interesada en nuestros servicios. De esta información podemos llegar a sacar pautas para redefinir algunas páginas de nuestro sitio. Por ejemplo, si vendemos camisetas de fútbol, y la mayoría de las búsquedas que tenemos son por camisetas del Clesea, podríamos llegar a componer una página dedicada exclusivamente a camisetas del Chelsea.

Las páginas a las que llega el cliente cuando clikea en nuesto aviso se llama Landing Pages. Qué significa esto. Que el cliente “aterriza” en una página una vez que busca ciertas keywords. Seguiremos desarrollando estos conceptos en notas posteriores.