9:00 | by admin

Hace 25 años, tanto China como la India tenían valores en el estilo de vida y una participación económica muy similares. Hoy en día China ha crecido exponencialmente a diferencia de la India, la cual tiene un pasado, un desarrollo actual y un futuro muy distinto a China, y que lo debe tener en cuenta si pretende seguirle los pasos al gigante asiático del comercio internacional. El reto que le espera prontamente a India para desarrollar un crecimiento en lo económico, es poder instalar un sistema de gobierno democrático que le de estabilidad política al país.

Ambos países son competidores directos en atraer inversiones extranjeras a sus países, las cuales hacen crecer la economía de forma rápida y segura. Pero China hoy en día es más elegida por los inversores, teniendo una relación de 10 a 1 con las inversiones de la India. China es elegida porque parece mostrar menos trabas que la India a la hora de instalarse en el mercado local, y muchas más oportunidades para generar nuevos negocios.

El único problema con el que cuenta China, es que es dependiente directamente de las firmas multinacionales, perjudicando de manera considerable a las fábricas nacionales. El crecimiento está sujeto solamente a las exportaciones que las empresas extranjeras realizan, es por eso que la economía china depende exclusivamente de este factor.

Más allá de las diferencias entre ambos países, los dos son buenos destinos para nuestras exportaciones, ya que los habitantes de estos dos grandes asiáticos tienen tendencias al estilo de consumo occidental que años atrás, y es por eso que cada vez exigen más los producto provenientes de la otra mitad del mundo. Un posicionamiento en buscadores locales y globales en la red, aumenta la posibilidad de nuevas oportunidades de negocios en estos lejanos países.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.