17:43 | by admin

La publicidad online supone un mundo dinámico, y la modalidad del pago por click (PPC), adoptada por Google y tantas otras empresas, resulta muy efectiva en general. Sin embargo, desde hace ya bastante tiempo, una sombra está amenazando tanto a Google AdSense (el programa publicitario de Google, a través del cual los dueños de sitios de internet son capaces de obtener ingresos según la cantidad y calidad del tráfico que gestionan) como al resto de los programas PPC: el fraude de clicks. Los clicks fraudulentos sobre las publicidades, además de alejar a nuevos emprendedores, le ha significado pérdidas millonarias a Google en indemnizaciones para con los anunciantes de AdWords.

Si bien el click fraud tiene diferentes facetas, el resultado siempre es el mismo: a los comerciantes se les reduce su crédito destinado a anuncios por el tráfico infructuoso generado por alguien que pulsa reiteradamente sus enlaces publicitarios sin intención de compra.

Constantemente se realizan estimaciones de estos clicks fraudulentos, y las conclusiones varían según quien realice la investigación. Desde estudios que lo sitúan entre el 15 y 25%, hasta una reciente afirmación de responsables de Google que consideran que no llega al 2% los que sobrepasan sus sistemas de detección.

El descubrimiento de los clicks fraud supone un reto para las empresas basadas en este tipo de esquemas, especialmente Google, cuyos ingresos provienen mayormente de AdWords y AdSense. Por un lado, se encuentran con la necesidad de combatir con los clicks que provienen de una misma IP y que tienen la finalidad de agotarle el presupuesto a un competidor. Pero por otro lado, la tarea es más ardua aun: deben enfrentarse a enormes redes de ordenadores infectados que son instruidos para dirigirse aleatoriamente a una serie de sitios y hacer click en sus anuncios, generando pautas distribuidas y muy similares a las que se generarían de manera espontánea.

Los buscadores han creado sistemas para detectar estas anomalías y monitorizarlas. Si el fraude es cada vez más común, las formas de detectarlo son también más sofisticadas. Por ejemplo, la plataforma de Affilinet (que controla y gestiona los acuerdos entre anunciantes y soportes), cuenta con filtros que identifican de dónde procede el click, controlando las URL que generan tráfico y visitas. Primero se analizan los soportes manualmente comprobando su calidad y veracidad; a partir de ahí, se aplican filtros técnicos que detectan cuando algo se sale de la norma.

2 Respuesta de “CLICKS FRAUDULENTOS, LA AMENAZA DE LA PUBLICIDAD ONLINE”

  1. Lacy dice:

    Pretty nice post. I just came by your blog and wanted to say
    that I have really liked browsing your posts. Anyway
    I’ll be subscribing to your blog and I hope you write again soon!

  2. AlexAxe dice:

    Hello,
    Interesting, I`ll quote it on my site later.
    Thanks


Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.