15:05 | by admin
Ante el consabido panorama de crisis mundial que nos afecta, la publicidad online es uno de los sectores que, a contramano de las tendencias depresivas de todas las actividades, se perfila como un verdadero boom de crecimiento en el panorama económico. Los números son elocuentes. Cifras recientemente relevadas por el IAB –Interactive Advertising Bureau- han revelado que en España durante 2008 la actividad creció en un 28%, llegando en 2009 a representar el 10 % de la cuota publicitaria total. Esto es mucho, cuando pensamos que las tarifas de publicación en gráfica y televisión son varias veces superiores, y que con lo que una empresa grande gasta en una campaña gráfica, puede costear varias campañas de publicidad online, cuya efectividad puede llegar a ser muy superior.

Ante este incremento de la actividad, todo el sector dedicado a este negocio deberá forzosamente ajustar su performance a las nuevas demandas de los anunciantes. La publicidad online puede llegar a ser tan efectiva como un bisturí en manos de un hábil cirujano. Esta versatilidad está dada por las herramientas disponibles para analizar la segmentación del mercado, y la posibilidad de adecuar el mensaje a las diversas audiencias. La ventaja de este medio es evidente en este sentido, al permitir “customizar” la publicidad por grupos –geográficos y demográficos- y así optimizar el retorno de lo invertido. En esta nueva etapa de desarrollo de la publicidad online, el acento deberá estar puesto en la calidad más que en la cantidad. Por estas causas, las campañas de publicidad online deben incluir la oferta de nuevos contenidos, disponibles para la comunidad. La gente busca información y valor agregado, por lo cual hay que brindárselo.

El cambio de hábitos de los consumidores es una de las causas del repunte de estas actividades. Ahora, el público busca los productos más ventajosos, y el mejor precio, además de calidad del servicio. El único medio que permite comparar rápidamente entre varias ofertas es el medio online.

Para aprovechar las ventajas que ofrece este soporte, es necesario simplificar el proceso de compra, optimizar los medios de pago electrónico y adecuar los sitios a los nuevos gustos, y hábitos de consumo que el público está desarrollando. Estamos ante un usuario más acostumbrado que hace unos años a buscar online la información y los objetos que necesita, que sabe moverse con los buscadores y discrimina antes de pinchar un enlace. Por esta causa, es necesario probar varias veces hasta encontrar la forma de decodificar las necesidades de nuestros potenciales clientes, y así adecuar nuestra oferta a lo ellos demandan.

 

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.