0:17 | by vpicaso

Cuando una empresa pequeña se decide a realizar una campaña de publicidad online, con la esperanza de lograr más ventas a través de la web, por lo general son clientes que exigen buenos resultados con poca inversión, y están en todo su derecho. Cualquier SEO eficiente puede lograr los mejores resultados con mínima inversión, si sabe optimizar sus recursos. Y una manera de lograr esto es mediante la implementación de las mejores prácticas con referencia a las landing pages, una parte fundamental de toda campaña de publicidad online.

Lo más importante que debe tener una landing page es contenido relevante. ¿Relevante a qué? A la campaña de publicidad online que se esté realizando en ese momento. Es decir, si los esfuerzos se centran en promocionar determinado producto, pues a eso responden los textos de las Adwords, por ejemplo, entonces, la landing page debería responder a esto, y centrar el mensaje en este producto.

Simpleza. Lo bueno si breve, dos veces bueno, y nunca mejor aplicado que a la redacción de landing pages. Use la estructura de la pirámide, no sin antes reducir la cantidad de texto al minimo. Recuerde que una landing page no es un newsletter. Así que concéntrese, de la misma manera que redacta para las SMM, con 140 caracteres o menos, y redacte de esta manera la landing page. Lo más importante en la línea superior, bien destacado. Y la información que considere complementaria y relevante, a continuación.

Haga varias landing pages, y no deje de testear. Considere que en esta situación son dos, al menos, las variables que influirán en las tasas de click through: la redacción de las Adwords, y la landing page. Así que tómese su tiempo para ver qué combinación de ambas variables le resulta más exitosa.

Preste atención a la funcionalidad. Es decir, la impronta de “Agregar al carro” u “Obtener ahora” debe estar bien clara. No haga que los usuarios –a esta altura posibles leads- tengan que hacer un click de más para llegar hasta donde usted quería en primer momento. Ya logró lo que quería: los visitantes están en la landing page. No desperdicie esta oportunidad, y déjeles servido el producto en bandeja de plata. Recuerde que el impulso de comprar suele ser muy efímero, es decir, si, por lo general, pensamos las cosas demasiado, no las hacemos.

Evite que los visitantes tengan que ir a otra página, ya sea interna o externa. Trate de resolver el proceso de compra en la menor cantidad posible de pasos. Luego, el usuario tendrá tiempo de navegar por su sitio, y apreciar los productos de primerísima calidad que usted tiene para ofrecer.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.