9:00 | by admin

España se muestra cada vez más interesada en establecer relaciones con China y Japón como principales países de destino de sus exportaciones. Si bien las relaciones comerciales con estos países estaban establecidas desde el año 2000, luego de la crisis económica española las empresas exportadoras se han multiplicado.

El caso del comercio internacional con China, por su parte, implica un intercambio bilateral. Es decir que ambos países actúan como importadores y exportadores mutuamente. Por ese motivo, para España sería importante equilibrar la balanza entre importaciones y exportaciones con este país. Si bien las exportaciones han aumentado notablemente en los últimos años, aún se registra una gran diferencia en la balanza comercial, dado que las importaciones desde China superan el número de exportaciones.

De todos modos, es un potencial mercado en crecimiento y habrá que trabajar duro para mantenerlo y aumentar el caudal de negocios en ese destino. Actualmente China se encuentra en el decimocuarto puesto entre los mercados de exportación española. El número puede parecer menor, pero así y todo ese país es el principal mercado de España en Asia y su volumen de compras equivale a las de todo el Mercosur.

Para estimular las relaciones de comercio exterior con China, España debería trabajar en la profesionalización de los estudios de traduccion al chino, de manera de aumentar en el país la cantidad de personas capacitadas para trabajar con ese idioma. Por otro lado, será necesario que las empresas exportadoras lleven a cabo una fuerte estrategia de posicionamiento en buscadores y de esta manera asegurarse una buena vía de contacto con los importadores asiáticos, ya que los buscadores en Internet, en la actualidad, representan un gran potencial para realizar intercambios comerciales.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.