9:00 | by admin

El comercio exterior español ha transitado cambios significativos a lo largo de 2010 dado que el país ha experimentado su peor crisis económica en años. Como salida ante la crisis y en la búsqueda de la reactivación económica los exportadores españoles, que tradicionalmente siempre se habían mantenido orientados hacia el mercado europeo, hacia la “zona euro”, han comenzado a girar en la actualidad sus perspectivas hacia los países emergentes.

Esta propuesta ha tenido ya resultado positivos y se cree que puede ser una de las medidas más acertadas en lo que compete al rubro del comercio internacional. Los resultados favorables se pueden tomar del primer semestre del año, en el que las ventas externas al mercado europeo han aumentado cerca de un 20%.

No ha sido sólo debido a una situación interna que los exportadores españoles han adoptado este nuevo cambio de rumbo, sino que éste también se ha debido al crecimiento acelerado y la incidencia en la economía mundial que tienen actualmente los países emergentes. Los mismos se encuentran entre los principales compradores de las empresas españolas volcadas a la exportación. Por ese motivo, uno de los ejes centrales de este nuevo rumbo será el comercio internacional con Japón.

Con el propósito de aumentar los canales de exportación con Japón, España deberá apostar a la expansión de la traduccion al japones, y contar con equipos avanzados en el idioma que permitan comunicaciones fluidas con aquél país. A la vez, será necesario alcanzar un mejor posicionamiento en buscadores de Internet lo cuál sería muy beneficioso para poder establecer nuevas vías de contacto con el mercado global.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.