22:33 | by admin

Dentro del contexto de crisis que ha marcado el rumbo de la economía española durante el año 2010, una de las salidas más viables, según señalan expertos en economía, es apostar a las exportaciones y al comercio exterior.

Dentro de este rubro, la perspectiva más favorable apunta a fomentar el comercio con los países emergentes más fuertes del momento, como China, Japón, India o Brasil. El principal objetivo es generar un aumento en la demanda, ya que tanto ésta como el consumo a nivel interno se han visto fuertemente deteriorados generando un impacto desfavorable en la desactivación económica.

El país entonces debería enfocarse en generar relaciones comerciales con aquellos estados que tengan un alto ritmo de crecimiento, como es el caso de la economía china, que se prevé que crezca en un 10,5% este año. El Gobierno español otorga al comercio internacional con China, entre aquél vinculado a otros países emergentes, una buena porción del crecimiento de 1,3% que prevé que registre la economía española para 2011. Junto con estas perspectivas, también estima que las ventas al exterior aumentarán un 6,4% en contraposición a las importaciones, para las que se proyecta un crecimiento del 2,9%. Los mayores crecimientos los representan las exportaciones a Turquía y China, con incrementos superiores al 30%.

China se enmarca dentro de los países emergentes, más conocidos actualmente como el grupo BRIC (por Brasil, Rusia, India y China). Todos constituyen en la actualidad economías en crecimiento cuyos mercados internos se hacen cada vez más fuertes.

En torno a fortalecer las vías de exportación con China, será necesario poner atención en la traduccion al chino de todo lo que nuestra empresa es y lo que ofrece, así como su posicionamiento en buscadores.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.