15:28 | by admin

Las cifras globales de la publicidad online comienzan a sentir el efecto rebote de la crisis económica. Luego de que en un primer momento los anunciantes se volcaran masivamente a las campañas de publicidad en internet, el segundo trimestre del año se muestra negativo con referencia a la tendencia de meses anteriores. De 14.700 millones de dólares invertidos en los Estados Unidos durante el segundo trimestre del año pasado, el mismo período de 2009 marcó una inversión de 13.900 millones de dólares.
Algunos portales y empresas acusaron duros golpes, como en el caso de Monster, que vio su publicidad desplomarse un 30%. La mala vibra es general, menos para Google, por supuesto, que, a contramano de la tendencia general, registró una suba de un 3% en sus cifras de facturación.
Estos datos pueden ser leídos de varias maneras. Los anunciantes se apegan a lo conocido y a las viejas fórmulas. En este punto está claro: las campañas de Adwords funcionan, y lo hacen bien. Aún cuando la actividad general pase por un período de depresión generalizada, siempre es necesario destinar parte del presupuesto a la publicidad online.
Otra lectura que puede hacerse es que, más allá de los cambios vertiginosos en el escenario de los principales jugadores en el mercado, los usuarios no se dejan deslumbrar por espejitos de colores. Saben que poniendo sus campañas en Google, el resultado va a ser siempre positivo.
Mientras tanto, los analistas prevén que esta tendencia decreciente continuará, salvo para el mercado asiático, que tenderá a incrementar sus volúmenes de inversión en el sector. Recién para el año 2010 se estima que se revertirá esta caída.
Dentro de estas mermas en las cifras, específicamente la campaña de Adwords y publicidad en los buscadores son las que han resultado menos afectadas, en contrapartida con la publicidad por banners o gráficos que ha caído un 12% y la publicidad por rubro clasificados un 18%.
Las ventajas de las campañas de Adwords son evidentes antes estas alternativas presentadas. La posibilidad de segmentar directamente el universo de usuarios, focalizando la presencia en determinados grupos, así como la completa libertad para definir presupuestos totales y diarios, son algunas de estas ventajas. Además, Google Adwords implica estar visible en el sitio de mayor tráfico mundial, aunque el usuario no pinche en el enlace. Esto de por sí no puede ser opacado por ninguna otra acción de publicidad.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.