19:23 | by vpicaso

Para comenzar a pensar estas cuestiones, es importante entender que publicidad no son sólo avisos, cualquiera sea el soporte, ya sea online como offline. Publicidad es un esfuerzo para la difusión de ideas, productos y propuestas, para ponerlo de una manera más que amplia. Antes de que digan “¡Vaya novedad!”, un buen SEO, alguien inteligente y con visión de negocios sabe que la publicidad online es mucho más que la pauta de Adwords y enlaces promocionados. Un ejemplo casi paradigmático son los logros de Twitter en cuanto a publicidad cross branding, en la mayoría de los casos sin costo alguno para el portal.

Nos referimos específicamente a la percepción por parte de los usuarios y posibles clientes del mensaje y la visión general de la empresa. Por lo general, las compañías más grandes tienen una conciencia más clara en cuanto a la manera en que los usuarios las consideran. Un ejemplo, muy básico, son las empresas petroquímicas, que saben que deben tratar de brindar una imagen lo más ecológica posible. En consecuencia, casi todas sus acciones de publicidad institucional tienden a reforzar la imagen positiva del público con referencia a estas cuestiones.

Pero, las compañías más modestas, y en nuestro caso enfocándonos especialmente en pequeños portales de negocios online, por lo general pequeñas y medianas empresas, no tienen muy en cuenta estas cuestiones. Pero, como tarea integral de todo SEO, es necesario comenzar a cambiar estos conceptos prácticamente culturales. Es decir, debemos crear un cambio de mentalidad en estas pequeñas empresas, como parte de nuestros esfuerzos de promoción y publicidad online.


Para lograr esto, las SMM jugarán un papel fundamental. Es decir, creemos que es necesario accionar a través de los portales sociales para lograr en primer término, crear una imagen de marca, que puede ser inexistente hasta ese momento, y luego reforzar los conceptos positivos. También, las SMM pueden colaborar para lograr control de daños y minimizar el impacto de las críticas y los clientes insatisfechos –desactivar la bomba antes de que explote y cause un daño mayor.

En la mayoría de los casos, las empresas pequeñas no tienen la capacidad innata de escuchar al público. De hecho, tienen grandes prejuicios a este respecto. Escuchar consume tiempo, sale caro contratar personal que se dedique a esto, es inútil, puede reemplazarse con un estudio de mercado, etc. Pero, todo buen SEO deberá demostrarles que no es así. La opinión del público, o más bien, tener la habilidad de adecuarse a lo que el público desea o busca, pueden marcar la diferencia entre sobrevivir, triunfar o desaparecer entre los 3.000 millones de páginas activas que indexa Google.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.