6:16 | by admin

Al encarar una campaña de Adwords, la selección de las palabras claves es quizás el punto más importante. No importa lo genial que haya resultado el diseño de la campaña, lo global que sea o cuánto dinero lleve invertido el cliente. Si la persona a cargo del SEO falla en este crucial ingrediente de la receta, los resultados serán desastrosos.

A menudo, como en muchas otras circunstancias de la vida, un exceso de confianza se convierte en una sentencia de muerte. Si se me permite un consejo de experto, por más lineal que sea la estrategia con el cliente, nunca deberemos creer que tenemos las palabras claves adecuadas desde el comienzo. A menudo, las combinaciones más insospechadas son las que mejores resultados brindan. Lo engañoso de la situación es que frecuentemente las personas a cargo no logran ponerse del lado del cliente, calzarse sus zapatos. No pueden sacar de sus mentes el punto de vista del empresario, y por eso sus keywords no coinciden con lo que piensan los usuarios que efectivamente contratarían el servicio del cliente o comprarían su producto.

Un error frecuente en el que muchos caen es seleccionar palabras claves demasiado genéricas. Por ejemplo, “productos promocionales” es lo primero que el SEO pensaría para una empresa que se dedica a la confección de productos promocionales para empresas. Pero, “productos promocionales” puede ser algo que un usuario de Ibiza ponga en el buscador, como así también uno de Verín, Orense. Si la empresa de nuestro cliente está en Cáceres, quizás no le sirva que lo visiten usuarios de puntos tan distantes. En consecuencia, acá ya tenemos dos enlaces pinchados por los que el cliente deberá pagar, y que seguramente no generarán ventas. De esta manera, podría aumentar nuestro tráfico, pero la conversión los enlaces sería muy pobre. Esto es un camino directo para que nuestro cliente crea que la inversión en campañas de Adwords es una muy mala idea que sólo le genera un gasto, y no ventas.

Lo mejor es probar con keywords de dos o tres palabras, incluir la referencia geográfica, si nuestro cliente es sólo local, y probar varias combinaciones. Un análisis pormenorizado de las analíticas se impone como manera de monitorear que palabras clave funcionan mejor, y orientar el rumbo consecuentemente. Una idea inteligente es preguntarle a los clientes qué palabras usarían para buscarnos en Google. Inclusive, esto se podría canalizar a través de SMM, como Facebook o Twitter. Seguramente muchos de nuestros contactos responderían el “quizz”, lo cual será una valiosa fuente de referencia.

Otro camino a seguir es estudiar las Keywords de la competencia, y así poder desentrañar por qué ellos tienen –hasta el momento- más éxito que nosotros. La agilidad y la rapidez para cambiar las elecciones equivocadas nos augurarán el éxito de nuestra campaña de Adwords.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.