9:00 | by admin

Teniendo en cuenta el contexto de crisis en el que se ha visto inmersa la economía española durante el último año, una de las propuestas más viables para salir del estancamiento, según expertos en economía, es fortalecer el comercio exterior.

Como sostienen los analistas, el desafío de las empresas españolas en la actualidad, ya sea dentro del rubro de manufacturas o de servicios, es captar el mercado global. Dado que el marcado interno del país se encuentra en un período prolongado de parálisis, no puede dedicarse a un solo mercado ya que no sería suficiente para afrontar una crisis como la actual. Dentro del mercado exportador específicamente, una de las opciones más seguras implica fomentar el comercio con los países emergentes más fuertes del momento, como China, Japón, India o Brasil.

En el caso del comercio internacional con China, se trata de uno de los mercados con mayor potencial para las exportaciones españolas. Pero para poder asegurarse esta nueva vía comercial, España deberá insertarse en el país asiático, no únicamente vender sus productos. Según sostienen los especialistas en exportación, si la estrategia no fuera lo suficientemente incisiva se correría el riesgo de atravesar una desviación en el flujo comercial y que China comience a comerciar más con otros continentes como Asia misma o América Latina, y menos con Europa.

Para que España pueda competir con el mercado Chino y ofrecer precios realmente competitivos, una estrategia será adoptar la localización múltiple. Esto implicará trasladar la producción al mercado de destino, mientras que los puestos calificados permanecerán en el país de origen.

Otros aspectos en el que España deberá hacer hincapié para poder captar y mantener sus relaciones comerciales con China son el idioma y su posicionamiento en buscadores de Internet. El servicio de traduccion al chino en las empresas exportadores será un factor fundamental en esta nueva etapa.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.