9:00 | by admin

La estrategia a la que ha recurrido la economía española para enfrentar su peor crisis después de la caida de los grandes mercados mundiales, ha sido volcarse de lleno al mercado exportador. Con las perspectivas de insertarse en mercados globales y tener acceso a la venta de sus productos y servicios en economías emergentes, el país a recurido a la exportación hacia países externos a la Unión Europea.

El comercio internacional con Japón es uno de los destinos más rentables del año actual, las ventas registraron en el primer semestre del año cerca de 60.000 millones de dólares, aumentando en un 45% aproximadamente con relación con el año anterior.

Por otro lado, las exportaciones hacia el país nipón han generado un superávit en la balanza comercial que alcanzaró un aumento del 54% en septiembre, inclusive en un período en el que el ritmo de las exportaciones se encontraba en declive. Este indicador es de suma importancia para el comercio bilateral, ya que es uno de los grandes desafíos de los países exportadores, lograr que las importaciones no superen el nivel de ventas al exterior.

Con el propósito de incrementar las vías de exportación con Japón, España deberá hacer especial hincapié en el incentivo para el estudio de la traduccion al japones. A la vez deberá acentuar su visibilidad, presencia y posicionamiento en buscadores de Internet, no sólo en los tradicionales sino también, y especialmente, en los buscadores más usados en el continente asiático. Para esto deberá llevar a cabo estrategias de Marketing Online y recurrir a las empresas más profesionalizadas en el rubro.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.