9:00 | by admin

Tras el largo período de crisis que viene golpeando a la economía española, profundizado el año pasado, tanto el Gobierno como las empresas privadas productoras de servicios y manufacturas han visto la necesidad de modificar el rumbo de sus destinos comerciales. Expertos en economía afirman que la mejor estrategia que puede llevar a cabo España en este contexto es virar sus rutas de comercio y dedicarse a la exportación, preferentemente hacia países que se encuentren fuera del continente, y apuntar a Asia o América Latina.

Ésta medida ya ha sido adoptada por algunas empresas nacionales y sus resultados han demostrado ser positivos. Ya que el mercado interno español se encuentra estancado, la opción de exportar productos o servicios al exterior y destinarlos a economías en desarrollo donde el poder adquisitivo se encuentra en aumento ha sido una buena opción para comenzar a enfrentar la crisis nacional.

Los países emergentes, entre ellos Brasil, Rusia e India por ejemplo, son buenos destinos con los cuales España debería fortalecer sus lazos comerciales. El comercio internacional con Rusia es actualmente uno de los más rentables.

Con el fin de reducir los costos al mínimo y poder ofrecer al mercado exterior precios realmente competitivos, una buena forma de amortizar gastos es trasladando la mano de obra menos calificada a los países a los cuales se destinan las exportaciones y mantener únicamente a los trabajadores más calificados en el país productor.

Para poder lograr un aumento en los mercados de exportación con Rusia, España deberá fortalecer en adelante el uso de profesionales de traduccion al ruso para sortear la barrera de idiomas que hay entre ambos países. Asimismo será necesario que las empresas exportadoras españolas optimicen su posicionamiento en los buscadores de Internet.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.