20:33 | by admin

Muchos responsables de sitios de pequeñas empresas se ven estimulados por lo accesible de los costos de las campañas de enlaces patrocinados. Es cierto que representan una inversión al alcance de muchos, pero su efectividad depende de múltiples factores, que no siempre son tenidos en cuenta. Esto fundamentalmente sucede cuando se decide hacer una campaña de enlaces patrocinados sin supervisión o asesoramiento de especialistas en SEM, Search Engine Management. Veamos por qué.

Poner enlaces patrocinados es como plantar semillas en un campo. En el caso de que estas germinen, el encargado del campo debe tener claro qué hacer cuando las plantas comiencen a surgir. Debe saber en primer término cuando esperar el nacimiento de las nuevas plantas, cómo es su desarrollo, y cuándo hacer la cosecha. Una vez que tenga la cosecha, ¿qué hace con ella? No la puede almacenar por siempre, y así la analogía puede continuar. Con los enlaces patrocinados sucede lo mismo. ¿Qué hacer con los clicks una vez que empiecen a llegar?

Es necesario preparar los sitios para la optimización de los gastos en enlaces patrocinados. Hay un cambio conceptual en el diseño de los sitios. No es lo mismo cómo se concebía la estructura lógica de un sitio hace cinco años, por ejemplo, que hoy día. Los cambios culturales y de estrategias comunicacionales, no sólo personales sino de las empresas, hace que la forma de presentar la información sea diferente. Los sitios y los espacios compartidos online deben cambiar o perecerán ante la indiferencia de los usuarios. Simplemente, la gente habla y piensa en forma distinta hoy que hace un lustro.

La tradicional estructura “Home + dos o tres páginas + acerca de + contáctenos” ha quedado sobrepasada por la lógica de lo que hoy se conoce como Web 2.0. En consecuencia, los clicks derivados por los enlaces patrocinados deben encontrarse con un sitio que responda a esta nueva lógica. Por ejemplo, un error muy común es hacer terminar todos los links provenientes de los enlaces patrocinados en la home. Esto significará una experiencia frustrante para el usuario.

Una de las virtudes de las que carecen la mayoría de los usuarios es la paciencia. Nada debería estar a tres cliks si lo puedo poner a dos. Imaginemos un sitio de venta online de productos para oficinas. Si el enlace patrocinado responde a “sillas ergonómincas” como keyword, no es necesario que el usuario tenga que pasar por las impresoras láser para llegar a donde quiere. Debe mandarse el link directo a donde el usuario quiere llegar.

Los enlaces patrocinados no son la panacea. Deben responder a una cuidada planificación de márketing y a estrategias de márketing online bien definidas. De esta forma se asegura no solo el retorno de lo invertido sino mayores beneficios.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.