10:00 | by vpicaso

Dado que todos nos dedicamos a SEO, es una buena idea que nos pongamos a considerar en qué consiste justamente el tema de la optimización. La necesidad de revisar viejos conceptos, está dada por los cambios constantes que se perciben en los patrones de conducta de los consumidores y usuarios de Internet, lo cual hace que tengamos que ajustarnos permanentemente para saber “leer” las nuevas tendencias.

Lo primero que tenemos que preguntarnos es qué es exactamente lo que buscamos. Por un lado podemos aspirar a una mejora en nuestro posicionamiento en buscadores. Pero, además, podemos buscar un incremento en las ventas, o tasas de click through. Veamos a qué nos conviene apuntar en cada caso en particular. Cuanta menos masividad tenga el producto, es decir cuanto más responda a un nicho específico, menos fácil le resultará obtener un buen posicionamiento en buscadores. La clave en este caso radica en la sabia elección de las keywords, entre otros factores. La realidad indica que canto más masivo sea un producto, o el objetivo de un sitio, por lo general más le costará destacarse entre los tres mil millones de sitios que existen en la Web. En estos casos, es más asequible apuntar a mejorar las tasas de click through y la efectividad general del sitio. El posicionamiento en buscadores ya vendrá de manera natural.

No hay recetas fijas, en cuanto a SEO se refiere. Cada cliente, cada sitio web tiene sus características particulares. Pero lo que es un común denominador en todos los casos es la necesidad de tener unas analíticas del sitio bien afinadas. Si no tiene cuenta de Google Analytics, consígala ya. El seguimiento cercano de las variaciones en tráfico es la manera de saber a ciencia cierta si las acciones que tomamos rinden los frutos que esperamos. La medición correcta de los esfuerzos que realicemos son la llave para pasar a las siguientes etapas en la optimización del sitio.

La necesidad de modificar las conductas tomadas en base a los resultados reales que tengamos, no significa que tengamos carta blanca para ensayar, a expensas de nuestros clientes. Para evitar estas pérdidas de tiempo, se impone un estudio detallado de las keywords, antes de poner un solo céntimo en campañas de márketing online. Es normal que al principio sacrifiquemos calidad del tráfico por lograr cantidad, especialmente con sitios que recién se lanzan. Por eso, es posible que experimentemos un efecto “rebote”, es decir, que al principio las métricas suban, para luego retroceder, hasta encontrar una meseta. Es a partir de esta meseta que se espera que el tráfico comience a incrementarse en forma paulatina e incesante.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.