9:00 | by admin

El comercio exterior en España ha variado sus objetivos lo largo del año 2010, en consecuencia con la crisis económica principalmente y a los planes de ajuste aplicados como política para paliar el déficit fiscal. En este sentido los exportadores españoles, tradicionalmente dirigidos a comerciar con el mercado europeo, han modificado los horizontes de sus objetivos hacia los países emergentes.
Ésta medida ha resultado satisfactoria hasta el momento y las pruebas están en que durante el primer semestre del año, las ventas externas al mercado europeo han aumentado en un 19%, lo cual equivale a su máximo en los últimos cinco años, y un total de 10% sobre todas las exportaciones.
Por otro lado, también en relación al cambio de rumbo que han adoptado los exportadores españoles, es fundamental tener en consideración el papel central que tienen los países emergentes en el contexto de la economía mundial. Éstos son actualmente compradores preferenciales de las empresas españolas exportadoras y son destinatarios de un 10% de las ventas. Entre los principales, uno de los ejes más importantes que no habrá que perder de vista será el comercio internacional Japón.
El cambio en la política económica hacia el comercio exterior con los países emergentes asimismo ha permitido una diversificación en las exportaciones, que hasta el momento se mantenían muy concentradas en rubros como automoción, productos químicos y bienes de equipo.
Con el objetivo de aumentar los canales de exportación con Japón, España deberá estimular el estudio de traduccion japones , ya que esa será la única forma de sortear la barrera del idioma que divide a los dos países. Asimismo será necesario llevar a cabo un desarrollo intensivo de estrategias de posicionamiento en buscadores de Internet para estimular una nueva vía de contacto con los compradores del exterior.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.