9:00 | by admin

Debido a la crisis económica y por a los planes de ajuste llevados a cabo durante el año 2010, los exportadores españoles se han visto obligados a realizar un cambio de rumbo en sus estrategias. Éste se ha definido principalmente en la apertura de las relaciones comerciales con países fuera de Europa y el consiguiente intento de generar vías de exportación con los países emergentes.

El cambio, hasta el momento, ha demostrado ser un acierto en tanto medida económica, dado que las ventas por fuera del mercado europeo han crecido un 19% en el primer semestre, constituyendo su máximo en los pasados cinco años, y representando un 10% del total de las exportaciones.

Pero no sólo el cambio de rumbo con en relación a los exportadores españoles ha determinado el aumento en las ventas mencionadas, sino principalmente en el auge de los países emergentes. Éstos conforman actualmente el grupo de compradores preferenciales de las empresas españolas. Turquía, Marruecos, China, Oriente Próximo, Brasil, Rusia e India, son algunos de los países que se agrupan bajo esta denominación y a ellos se destina un 10% de las ventas. Uno de los ejes principales de la nueva estrategia será entonces el comercio internacional con Rusia.

El cambio de rumbo en el comercio exterior dirigido a los países emergentes ha tenido un impacto positivo en cuanto a la diversificación de las exportaciones, que tradicionalmente se concentraban en automoción, productos químicos o bienes de equipo.

Para poder generar y sostener sus relaciones comerciales y vías de exportación con Rusia, España deberá incentivar el uso de la traduccion al ruso, tanto como el posicionamiento en buscadores, de empresas y productos de exportación.

Deja una respuesta

Usted debe estar conectado para publicar un comentario.