11 agosto 2009
Autor admin

En las últimas horas hemos presenciado algunas movidas trascendentales en cuanto a cambios en las algunas de las principales empresas de la publicidad online. Google acaba de anunciar cambios en la arquitectura de sus buscadores que impactarán en una mejor selección de los resultados, más rápida y exhaustiva y que redundará en una mayor precisión a la hora de realizar búsquedas. Esta nueva tecnología se encuentra aún en período de prueba. Sin duda, esta se trata de una movida agresiva tendiente a contrarrestar la jugada de la alianza entre Yahoo y Microsoft, y previendo una eventual pérdida del mercado.

Esta novedad impactará poco en la experiencia de navegación del usuario final, pero sí está destinada a los Power Searchers –desarrolladores y expertos en búsquedas. Pareciera que, en definitiva, el anuncio de Google está más destinado a la prensa y a ser una movida publicitaria en sí que a plasmar cambios reales de fondo en el navegador. Mientras tanto se puede ir evaluando este nuevo motor en http://www2.sandbox.google.com/ .

 

Por su parte, Facebook ha realizado una jugada que le ha costado cincuenta millones de dólares. Tratando de ubicarse en posición para lanzar su propio motor de búsqueda, Facebook ha concretado la adquisición recientemente de Friendfeed, a fin de aprovechar su tecnología para desarrollar su propio buscador. Esta movida tiene varias interpretaciones posibles e inferencias que se pueden desprender del mismo. Por una parte, es una oferta interesante para los SEO. A pesar de que Facebook ya cuenta con su propio programa de publicidad online, destinado a penetrar un potencial mercado de doscientos cincuenta millones de usuarios, la idea de desarrollar una search engine tiene como destino otros aspectos.

 

Facebook está destinado a ser un portal para personas, no empresas, dado que cualquier actividad comercial que los usuarios quieran realizar, como Spam, o publicidad, es penalizada y en  muchos casos las cuentas de los infractores cerradas. Pero, es sabido que Facebook maneja mucha información personal, de estos doscientos cincuenta millones de usuarios que lo alimentan diariamente de datos y fotos. Es inevitable suponer que Facebook desea desarrollar una herramienta que le permita clasificar y categorizar este enorme cúmulo de información, probablemente para llevar la idea de los enlaces patrocinados a un nuevo nivel de inteligencia. Ahora no sólo tendrá a su disposición las cuestiones contextuales del sitio en el que aparecen los enlaces, y el historial web de los usuarios, sino que podrá combinar esta información con valiosos datos de sus antecedentes personales. Por supuesto, esto es sólo una suposición, pero si fueras Facebook, ¿no te verías tentado de hacerlo? 

10 agosto 2009
Autor admin

Las cifras globales de la publicidad online comienzan a sentir el efecto rebote de la crisis económica. Luego de que en un primer momento los anunciantes se volcaran masivamente a las campañas de publicidad en internet, el segundo trimestre del año se muestra negativo con referencia a la tendencia de meses anteriores. De 14.700 millones de dólares invertidos en los Estados Unidos durante el segundo trimestre del año pasado, el mismo período de 2009 marcó una inversión de 13.900 millones de dólares.
Algunos portales y empresas acusaron duros golpes, como en el caso de Monster, que vio su publicidad desplomarse un 30%. La mala vibra es general, menos para Google, por supuesto, que, a contramano de la tendencia general, registró una suba de un 3% en sus cifras de facturación.
Estos datos pueden ser leídos de varias maneras. Los anunciantes se apegan a lo conocido y a las viejas fórmulas. En este punto está claro: las campañas de Adwords funcionan, y lo hacen bien. Aún cuando la actividad general pase por un período de depresión generalizada, siempre es necesario destinar parte del presupuesto a la publicidad online.
Otra lectura que puede hacerse es que, más allá de los cambios vertiginosos en el escenario de los principales jugadores en el mercado, los usuarios no se dejan deslumbrar por espejitos de colores. Saben que poniendo sus campañas en Google, el resultado va a ser siempre positivo.
Mientras tanto, los analistas prevén que esta tendencia decreciente continuará, salvo para el mercado asiático, que tenderá a incrementar sus volúmenes de inversión en el sector. Recién para el año 2010 se estima que se revertirá esta caída.
Dentro de estas mermas en las cifras, específicamente la campaña de Adwords y publicidad en los buscadores son las que han resultado menos afectadas, en contrapartida con la publicidad por banners o gráficos que ha caído un 12% y la publicidad por rubro clasificados un 18%.
Las ventajas de las campañas de Adwords son evidentes antes estas alternativas presentadas. La posibilidad de segmentar directamente el universo de usuarios, focalizando la presencia en determinados grupos, así como la completa libertad para definir presupuestos totales y diarios, son algunas de estas ventajas. Además, Google Adwords implica estar visible en el sitio de mayor tráfico mundial, aunque el usuario no pinche en el enlace. Esto de por sí no puede ser opacado por ninguna otra acción de publicidad.

3 agosto 2009
Autor admin

A fin de realizar una breve demostración acerca de cómo funcionan cada uno de los motores de búsqueda, y cómo se traducen en posicionamiento en los buscadores ciertas keywords, y poder evaluar si hubo cambios significativos desde el anuncio de la “cuasi” fusión Microhoo, realizamos el siguiente sondeo. Imaginando que éramos un usuario en Zaragoza a la busca de un nuevo disco rígido, ingresamos las keywords “discos rigidos Zaragoza” en cada uno de los buscadores principales: Google, Bing  y Yahoo. El resultado fue sorprendente.

En primer término, aclaramos que seleccionamos esas palabras claves porque son las que representan de manera más directa lo que ingresaría un usuario con las necesidades descriptas en la caja de búsqueda. Podría argumentarse que podría haber puesto otros términos como “discos rígidos baratos Zaragoza” o “hardware Zaragoza”, pero nos parece que los términos elegidos es lo que una persona buscando discos rígidos en Zaragoza pondría. En otro momento, si no le dan resultado estos términos, ampliaría la búsqueda con keywords adicionales.

Bing fue el primero en cuestión en ser probado en nuestro cuasi experimento. El resultado fue decepcionante. En primer lugar de los resultados naturales sale una empresa editora. A monos que busquemos un libro sobre discos rígidos, las cosas no mejoran hasta el quinto lugar, donde aparece un directorio de clasificados webs, donde, si hiciéramos una búsqueda a fondo, tal vez encontremos lo que buscamos luego de varios minutos. Y las cosas no mejoran en las siguientes páginas. Un desastre. Si vive en Zaragoza y quiere comprarse un disco rígido, no trate de encontrarlo con Bing.

Yahoo, que no dio resultados similares a Bing, dado que la fusión de los buscadores todavía no está implementada, arroja resultados malos, pero un poco mejores que los del despistado Bing. En primer lugar tenemos una oferta de un curso online sobre discos rígidos. No está mal, pero no del todo bien. Por lo menos se aproxima –un poco mejor que una editorial, de hecho. En segundo lugar, encontramos una empresa de recuperación de datos de discos rígidos. Otro resultado casi acertado, no es lo que buscamos, pero se aproxima. Recién en el sexto lugar encontramos lo que buscábamos, o casi. Se trata de un portal de comprar ventas, que nos puede acercar a nuestro añorado disco rígido.

Finalmente Google. Nunca nos decepciona, es como si leyera nuestra mente. Primer resultado: www.milanuncios.com/discos-duros-en-zaragoza. Ahora sí hablamos el mismo idioma.

En conclusión: los usuarios saben elegir bien, y saben cuáles son los recursos que les proveen de los resultados buscados, no sólo en  posicionamiento en los buscadores sino en relevancia. No en vano Google se lleva la mayoría de las búsquedas, porque es seguro que encontremos ahí lo que vamos a buscar.

26 julio 2009
Autor admin

Los enlaces patrocinados son una de las herramientas más útiles de SEM de que disponen los responsables de un sitio para promocionar su web y obtener ventas. Pero ¿cuáles son las expectativas realistas que podemos albergar en cuanto a esta forma de promoción en términos de conversión?

Típicamente, las tasas de conversión se ubican entre un 10 y un 15%, pero algunos sitios logran hasta el 30%, siempre y cuando hagan las cosas bien. Pero estas cifras no son iguales para todos. No es lo mismo la cifra de conversión de un sitio inmobiliario que de uno que venda pendrives o ratones inalámbricos.

Muchos factores inciden en estas cifras. El targetting es uno de ellos. Y la forma más conveniente de afinar el target es con una adecuada selección de las keywords. Una suerte de ley de Murphy puede adecuarse a esta situación. Esas keywords las cuales sentimos que son las correctas, que es una genialidad que se nos haya ocurrido, y que representan nuestro lanzamiento hacia el éxito, por lo general no son las adecuadas, o al menos no son las más adecuadas. La selección de las keywords para los enlaces patrocinados requiere de la misma paciencia de Mendel con sus frijoles, es todo una cuestión de ensayo y error. Y esto impone que estemos muy pendientes de nuestras analíticas.

Otro tema álgido: el valor del click. Esta cuestión puede representar la diferencia entre hacer un muy buen negocio con nuestros enlaces patrocinados o perder dinero monumentalmente. Usemos un poco la lógica. Si ofertas un valor demasiado bajo, Google no le dará tanta importancia a tus enlaces como a los de tu competencia, que tal vez paguen más. En consecuencia, los enlaces de los que más paguen saldrán con más frecuencia y mejor posicionados que los de aquellos anunciantes que paguen muy poco. Y si te vas al otro extremo, y pagas demasiado, perderás dinero. No te alcanzará con las tasas de conversión esperables para recuperar lo invertido.

Como en muchas otras cosas de la vida, la experiencia es clave en la consecución del éxito. Solamente la permanencia de tu campaña te reportará las ganancias deseadas, y seguramente perderás dinero por algo de tiempo hasta ganar. Si eres nuevo en la actividad tus competidores tienen la ventaja de la experiencia. Si tu cuenta de enlaces patrocinados es nueva, probablemente no tengas tan buenos precios como aquellos anunciantes que hace muchos meses que están, o inclusive años. Recuerda que Google premia la permanencia, en muchos aspectos.

 

25 julio 2009
Autor admin

Mucho se ha hablado en diferentes foros y blogs de los clicks fraudulentos que afectan a la publicidad online, tanto de las publicidades de Adsense como los enlaces patrocinados. En el primer caso, el fraude vendría por un abuso intencional cometido al pinchar repetidas veces en tu propio aviso de Adsense, para que Google te pague. Y en el segundo caso, el de los enlaces patrocinados, se trata de pinchar muchas veces en el enlace de tu competencia para que cumpla rápidamente el presupuesto diario. Esto se puede hacer preferentemente por la mañana, entonces te aseguras que los avisos de tus competidores no vuelvan a salir en lo que resta del día.

Los clicks fraudulentos son como las brujas, nadie cree en ellos, pero que las hay, las hay. No se sabe muy bien cuál es el mecanismo subyacente, es decir cómo cumple con su contralor Google, pero ten por seguro que a la menor actividad de clicks fraudulentos de Adsense, la cuenta es cancelada, y los ingresos retenidos, y no solo eso, sino que no podrás volver a sacar otra cuenta. De hecho, le ha pasado a algunos webmaster que «probando» los enlaces de Adsense con el programador del sitio, Google detecto la actividad supuestamente «ilegal» y la cuenta fue dada de baja. No creo que a Google le cueste saber de donde vienen los clicks que se pinchan sobre un enlace, dado que hoy día casi todos tienen IP estática, y es muy sencillo para ellos saber tu ubicación geográfica. Tampoco creo que haya alguien tan ingenuo como para pincharse sus propios enlaces desde el ordenador del living de su casa. El negocio de Google es, justamente, la publicidad online, y nadie le va a ir a papá mono con bananas verdes…

Pero, hecha la ley, hecha la trampa. Hace no mucho Panda, la empresa que se dedica a programas antivirus ha detectado un nuevo worm que se dedica a cambiar los enlaces de los Adsense para dirigir el dinero a determinadas cuentas, desviándolo de su destinatario legal. El Clickbot.a logró infectar nada menos que 34.000 computadoras. Los bots eran controlados a través de varios servidores, y determinaban, por ejemplo el límite máximos de clicks sobre un aviso, y tomaban la precaución de cambiar frecuentemente de IP para no levantar sospechas.

En cuanto al fraude con los clicks sobre los enlaces patrocinados que también puede afectar a las campañas de publicidad online, no hay manera de prevenirse. Nadie puede vivir pendiente de las Analíticas del sitio. Alguna vez deberás salir con tu novia, o ir a comer, o alguna otra actividad propia de humanos. Deberás partir de la base que Google vela bien por tus intereses en este sentido, ya que tiene una gran capacidad para detectar irregularidades, y ante la menor sospecha, tomará cartas en el asunto. Igual, fijarse en las estadísticas a menudo no está de más.

22 julio 2009
Autor admin

A menudo muchos clientes se preguntan, qué conviene más, aparecer primero en los resultados naturales de Google, o pagar una campaña de Adwords. La respuesta, como casi todas las cosas en esta vida no puede ser unívoca. Semejante decisión depende de varios factores, los cuales trataremos de desentrañar.

Ante todo cabe aclarar que aparecer en buena posición en los buscadores responde a una disciplina llamada SEO: Search Engine Optimization, mientras que todo lo referente a las campañas de Adwords y enlaces patrocinados, tiene que ver con SEM: Search Engine Marketing.

De esta forma, ponemos en aviso a aquellos clientes desprevenidos, que contratan indistintamente uno u otro servicio, que no son lo mismo. Los clientes no tienen obligación de saber qué es cada cosa, ni de hacer un curso intensivo sobre márketing online. Lo que ellos quieren, y es muy loable, es vender.

Por eso, volviendo a la pregunta original, qué conviene más. Veamos, la importancia y significado de cada cosa es muy diferente. Por lo general, aparecer primero en los buscadores no es cosa de un día, ni de un mes, ni de un semestre. Lleva mucho tiempo, dado que uno de los elementos que Google valora más es antigüedad del dominio. Además, debemos calcular que los bots de Google “pasan” cada tres meses, promedio. Es decir, Google releva los dominios periódicamente, así que cualquier campaña tendiente a subir posiciones naturales en Google, hay que pensarla en plazos de más de tres meses.

Ahora bien, hay miles de millones de páginas, eso lo sabemos todos, pero no todas compiten por el mismo nicho. Por ejemplo, si introduzco las keywords “Librerías en Madrid” aparecen 2.220.000 resultados, organizados en 10 por página. En semejante listado, aparecer en el número 50 es muy meritorio, demuestra un cierto esfuerzo por parte del webmaster de ese sitio para posicionar su página en los buscadores. Pero no es muy útil desde un punto de vista comercial, porque muy pocos usuarios llegarán a la página 5 de los resultados, para encontrar lo que desean, una librería en Madrid. A los fines prácticos, sólo resultaría útil salir entre el primer y el décimo lugar, es decir en la primer página de los resultados naturales.

Acá es cuando la SEM tiene un valor agregado importante. Las Adwords nos permiten segmentar nuestro público de forma mucho más eficiente que lo que lo hacen los resultados naturales. Podemos emplear factores geográficos y contextuales que presentan los enlaces patrocinados. Además, seamos sinceros, los enlaces patrocinados tienden a mimetizarse cada vez más con los resultados naturales. Así que el resultado en términos de ROI, retorno de lo invertido, y conversión de los clicks en ventas es mucho mejor que el de los resultados naturales.

Creo que elegir entre uno y otro posicionamiento responde a estrategias diferentes. Por el momento, las Adwords siguen siendo una opción muy conveniente.

19 julio 2009
Autor admin

Desde el día 4 de junio Google Adwords ha adoptado ciertas prácticas que, quedándonos cortos, pueden ser tildadas de controversiales. Desde ese día Google permite incluir dentro de las palabras claves de una empresa, las palabras claves de sus competidores. Para poner un ejemplo, un usuario busca a la empresa XX, pero oh sorpresa, al surgir los resultados de su búsqueda, dentro de los resultados patrocinados aparece el enlace a YY, archirival y némesis de XX.

Detengamosnos unos instantes para analizar las consecuencias de esta nueva reglamentación. Por un lado, permitirá a las empresas más pequeñas que aún están construyendo su marca, competir en el mismo nicho del mercado que grandes empresas ya hace tiempo establecidas. Esto es, si eres la persona encargada del SEO de una de estas empresas, no puedes dejar de aprovechar la oportunidad para llevar tus enlaces patrocinados a un nuevo nivel de exposición, «colgándolo» de las Keywords de tus rivales.

Pero por el otro lado, esto constituye sin duda una clara muestra de publicidad engañosa. Desde el punto de vista del usuario, quien busca cierta información, podemos decir que es al menos desconcertante que dentro de los enlaces patrocinados surjan links que él no buscaba. Esto es sobre todo así para aquellas personas acostumbradas a buscar datos o información en internet y que  suelen «confiar» en los enlaces patrocinados. Sería como si una modesta sastrería se decidiera a poner en las Páginas Amarillas su aviso con el título resaltado «El Corte Inglés», y más abajo en letras minúsculas «…no somos nosotros, pero queremos parecernos.»

Ciertamente, la decisión ha levantado polvareda. El año pasado, Google ya había puesto en marcha una «prueba piloto» en Europa, lo cual ha llevado la disputa al máximo tribunal: La Corte Europea de Justicia. Ahora, las voces en contra y las amenazas de litigios se levantan en los más de 200 países donde la medida ha sido habilitada.

Como persona especializada en SEO, por más que adentro sienta un pequeño angelito que me susurra al oído «¡No lo hagas que está mal!», no puedo evitar sacar ventajas de esta nueva práctica para favorecer a mis más modestos clientes. De esta forma, se generarán mayor cantidad de enlaces patrocinados a partir de un cambio en las keywords, simplemente incluyendo las marcas rivales. Visto desde esta perspectiva, es fácil ver como se multiplica el negocio de las Adwords para Google, al levantar estas restricciones y permitir casi cualquier cosa. En otra época, la empresa responsable sería penalizada y su cuenta de Adwords cerrada. Y tú, ¿qué harás con tus sitios? ¿Caerás en la tentación como yo?

16 julio 2009
Autor admin

 

La pregunta planteada es la siguiente. Una vez que encaras una campaña de publicidad en Google, ¿tienen la misma efectividad los avisos del costado derecho, que los que aparecen arriba de los resultados naturales?

 
Una consultora –Gea IPC- ha determinado que no. Esta empresa realizó un estudio acerca de los movimientos de los ojos de los usuarios al buscar información en internet. Sucede que los usuarios más jóvenes, desprecian los Adwords que aparecen al costado, porque de alguna manera se han inmunizado al constante flujo de publicidad con que son bombardeados en la internet. Es decir, los usuarios ya saben que los links del costado son publicidad. En consecuencia, estadísticamente los links de la parte superior de los resultados naturales tienen más clicks.

 
Google gana dinero cuando un Adword es clickeado. Por eso, ellos mismos, si tus avisos no rinden los frutos deseados, te lo harán saber. Esto no es porque son buena gente y quieren darte una mano –tal vez sí lo sean, pero no es por eso que te avisan de tu baja efectividad. Simplemente, el espacio en Google cuesta dinero, y si tu link permanece inactivo, a ellos no les conviene.

 
De hecho, el servicio de publicidad en Google cuenta con poderosas herramientas online que te permiten generar los cambios necesitados para darle efectividad a tus anuncios. Ellos mismos, si tus palabras claves no sirven, te invitarán a cambiarlas para que finalmente tu inversión en publicidad tenga los resultados previstos, y así te estimulan a continuar siendo su cliente.

 
En general la nueva pauta de consumo de los usuarios implica que la publicidad se transforme en información. Cada vez menos gente cae con los avisos tradicionales, esos famosos eslogans pegadizos, o palabras que atraigan indiscriminadamente la atención de la gente. Los usuarios que buscan información es justamente eso lo que quieren, pues se encuentran “entrenados” en la búsqueda de datos en internet. Ya sabemos que la paciencia es un don proverbial, de la justamente los cibernautas carecen en su mayoría. El que busca algo en Google lo quiere ya, a mano, a menos de dos clicks. Por esta causa tus palabras clave deben ser lo más informativas posible del nicho que tu empresa ocupa. Si son demasiado genéricas, perderás dinero en tu campaña de publicidad en Google, dado que pagarás por clicks que nunca se transformarán en ventas. Google tampoco quiere esto. Ellos también buscan la máxima efectividad de sus productos.

10 julio 2009
Autor admin

Creemos tener todo bajo control. Hemos contratado Google Adwords, y con gran expectativa nos dedicamos a analizar las primeras estadísticas que este servicio nos provee. Pero, oh sorpresa, cuando verificamos las estadísticas de tráfico de nuestro sitio y los números que nos brinda Adwords, estos no coinciden. ¿Qué está sucediendo?

Cuando nos enfrentamos en una diferencia con Google, nos sentimos bastante desprotegidos, como David contra Goliat, pero multiplicado por mil, porque ¿quién puede discutir algo con el gigante de todos los gigantes, el dueño de la World Wide Web?
Primero pensemos lo siguiente. Pueden darse varias circunstancias. Que las estadísticas de mi página estén equivocadas, o que Google esté equivocado. No creo que sea el caso de que Google tenga algo particular contra ti y tu modesta página, ni que tampoco tu empresa de hosting lo tenga. Lo que puede pasar es que los dos tengan razón. Pero cómo.

En primer término, conviene repasar las definiciones de tu empresa de hosting acerca de qué es una visita nueva. Cada cuánto una visita de la misma IP se considera nueva. Por ejemplo, estos datos se pueden setear cuando activas tu cuenta de estadísticas del sitio. En algunos casos, si el visitante vuelve en un período superior a los treinta minutos, se considera una nueva visita. En otros casos esto está configurado para que considere una nueva visita recién al otro día.

Además, qué sucede con la gente que comparte el ordenador. Un usuario puede estar logueado en Google con un nombre de usuario, pero al rato viene un familiar y se loguea con su nombre. Para Google, son dos visitas distintas, pues son dos usuarios diferentes que se han logueado. Pero para tu servicio de estadísticas del sitio, al tener la misma IP y no haberse cumplido el lapso para considerarlo una nueva visita, se trata de la misma.

Por supuesto que es importante monitorear los links que entran a nuestro sitio a través de Google Adwords. Pero también es importante ver cuántos de esos contactos se convierten efectivamente en compras. Es a este dato al que debes prestarle la mayor atención. Un par de links más o menos que le pagues a Google, no será una tragedia. Lo importante es ver si esta campaña rinde los frutos deseados. Concéntrate en la efectividad de las Keywords, esa es la parte estadística que debería atraer tu mayor atención.

29 junio 2009
Autor admin

Hoy, gracias a los increíbles avances llevados a cabo por el buscador mas utilizado por los internautas, la publicidad se convierte en información. Con el advenimiento de un innovador sistema publicitario que se basa en personalizar y dirigir los anuncios de acuerdo a los sitios que cada usuario visita y a su manera de navegar en ellos. Este servicio nuevo se denomina Cookies, que son nada más y nada menos que unos pequeños archivos que almacenan información referente a las páginas visitadas, estos datos son exactos y de suma utilidad para elaborar estrategias de éxito, ellos son: hora de entrada y salida, dirección, enlaces que se pinchan, entre otros. Con esta información, Google trabaja persiguiendo el objetivo de segmentar las diversas necesidades, gustos, inquietudes e intereses de sus millones de usuarios.

De esta manera el objetivo es captar la atención del internauta mediante un método más atractivo de recibir la información publicitaria. La publicidad deja de ser un mero elemento añadido a las páginas web, para convertirse en un valor añadido para el usuario de determinadas páginas webs.

La diferencia con la publicidad google que se utilizaba anteriormente, radica principalmente en que ahora se trabaja en base al historial del usuario, teniendo en cuenta sus visitas anteriores sus inclinaciones e intereses puntuales. Antes, la publicidad google ofrecía sus anuncios en relación a la página web visitada en ese momento por el internauta.

Lo que sigue impresionando de este nuevo sistema de gestión publicitaria es que es implantado no solo dentro de las páginas que pertenecen a google, sino que funciona de igual manera a través de su servicio de anuncios AdSense, el programa de publicidad google más importante de internet que permite a todos los webmasters insertar anuncios acordes a los contenidos de sus páginas con la finalidad de enriquecer las visitas y rentabilizar el sitio. La manera de generar ingresos por AdSense está enfocada en los clicks de cada visitante. Los anunciantes pagan a google determinados precios por cada click, de esta manera se genera un intercambio de capitales: google genera mayores ingresos y las empresas obtienen publicidad.

Ha n surgido diversas polémicas en torno a las cookies y la privacidad del internauta, sobre este aspecto cabe aclarar que no se almacenan datos de índole personal y cada usuario puede eliminar cuando desee las cookies almacenadas en su navegador eliminando todo su historial de la red. Esta información es de utilidad para todos los internautas ya que es su derecho la decisión de mantener estos datos o no almacenados en su equipo.