11 octubre 2009
Autor vpicaso

Las campañas de publicidad en Google son por lo general una parte fundamental de toda campaña de SEO. Pero es importante poder entender cabalmente cómo influyen las keywords y demás componentes de estas campañas en la calidad de las mismas, y finalmente cómo afectan las tasas de click through, que, en definitiva, es lo que nos importa más.

Para ello, Google atribuye un “Nivel de Calidad” a las keywords que elegimos, que resulta de la contemplación de distintos factores y mide si la palabra resulta relevante para el contenido del aviso y del sitio en general. La relación entre este nivel de calidad y el rendimiento de estas keywords es evidente. El nivel de calidad es importante porque cuanto más alto sea, los avisos de las campañas de publicidad en Google saldrán mejor posicionados, y pagaremos menos por ellos, con referencia a su costo por click.

El nivel de calidad se incrementa cada vez que la keyword es buscada por un usuario. Cuanto más alto el nivel de calidad, menos costará y mejores resultados rendirá. Para lograr esto, es necesario que esas keywords tengan un buen CTR histórico, es decir una buena relación entre clicks efectivamente realizados y la cantidad de veces que el aviso aparece. Por eso, algunas keywords son más “difíciles” que otras. Por ejemplo “Posicionamiento en buscadores” es una keyword difícil, pues hay muchos avisos de Adwords que tienen esta combinación de palabras claves, y en consecuencia, hay mucha competencia. Pero “márketing en buscadores” o “alta en buscadores” pueden ser más fáciles.

La calidad de la página de destino, es decir de la landing page del aviso también influye en estas métricas. En consecuencia, cuanta mejor calidad tenga nuestra landing page, mejores y más baratas serán nuestras campañas de publicidad en Google.

Entonces, ¿qué podemos hacer para elevar nuestros rankings de calidad de las keywords, y así alcanzar todos estos beneficios adicionales? La respuesta es una sola, elevar la tasa de click through. Cuanto mejores tasas de click through tengamos, más baratos serán los CPC y más efectiva la campaña de publicidad de Google en si.

Sin embargo, Niveles de Calidad de 8 ó 9 son muy difíciles de lograr. Es difícil llegar a entender cabalmente cómo funciona el algoritmo que calcula el Nivel de Calidad de Google, pues, como todos los datos fácticos relacionados con este buscador son desconocidos –o al menos no son revelados abiertamente por la empresa. Pero la fórmula no puede fallar si prestamos atención a estos tres factores fundamentales: relevancia de la keyword, calidad de la landing page, y estructura general de la campaña.

10 octubre 2009
Autor vpicaso

Para toda empresa que empieza a hacerse de sus primeras armas en cuanto a publicidad en Google y presencia en la red, la premisa es hacerse fuerte localmente. Para ello, vamos a ver algunas herramientas y acciones que deben ser tomadas a fin de lograr imponer la presencia de marca en el mercado local, como cabeza de playa para poder avanzar luego hacia otros mercados.

En primer término, es importante hacerse listar en Google Local Business Center, el directorio gratuito de Google que trabaja a caballo de los Google Maps. Una vez que logramos al menos salir listados aquí, es momento de mirar a los costados, es decir, ver cómo anda nuestra competencia directa en este directorio. A este respecto, es necesario diferenciarse de nuestros competidores, mediante la localización de algún valor o servicio agregado que ellos no estén considerando, y tratar de hacer énfasis en este mensaje diferenciador. Se trata de trabajar en nuestro nicho especializado. Pero también puede suceder que realmente no tengamos nada para diferenciarnos de nuestros competidores. En ese caso, hay que trabajar en esto. La localización del nicho adecuado es probablemente uno de los factores que más contribuirán al éxito final del negocio, o, si brilla por su ausencia, puede ser el vicio que termine con el fracaso global de la operación. Entonces, encontrar el nicho específico es la tarea. También es una buena idea aprovechar el campo descriptivo que el Google Local Business Center nos ofrece –esas dos o tres líneas que permiten incluir los detalles que deseemos.

Aprovechar los directorios locales. La mayoría de ellos son gratuitos. Es necesario hacer algo de investigación, e individualizar los directorios locales, tanto privados como municipales –en muchos casos se puede incluir la empresa en directorios de servicios al turista por ejemplo, que dependen de la municipalidad local.

Trabajar mucho en los perfiles, de estos directorios, grupos, redes y SMM locales. Es necesario mantenerlos actualizados, y revisarlos periódicamente. Todos estos esfuerzos hacen necesario adecuar las landing pages a las premisas locales en las que estamos trabajando.

Como consecuencia, las pautas de publicidad en Google, también deben adecuarse a nuestros esfuerzos locales. Es una realidad que todas las acciones de SEM requieren de coherencia. No tiene sentido, por ejemplo, trabajar para posicionarse en una comunidad en Extremadura, y pagar para que nuestros Adwords salgan para usuarios de los Estados Unidos. Tener bien en claro qué es lo que se busca, de otra manera, el realizar esfuerzos descoordinados es la garantía de que la inversión en publicidad en Google será un gasto inútil.

 

15 agosto 2009
Autor admin

Hace poco más de diez días se concretó la intención de compra por parte del gigante de Mountain View de la empresa On2 Technologies, líder en software de aceleración de gráficos y desarrollos de codecs para aplicaciones gráficas. La transacción se llevará adelante por la suma de 106 y medio millones de dólares. Pero antes de que Google vea su sueño de adquisición plasmado en la realidad deberá superar dos barreras: el Tribunal de Justicia de Delaware y la Comisión Antimonopolio.

Sucede que la modalidad en que se pretende llevar a cabo mediante la adquisición de la mayoría accionaria de On2. Pero los accionistas no están para nada conformes con el precio que Google pretende pagarles, que sería del precio pagado originariamente por las mismas más el 50% de plus. El mecanismo es el siguiente, cada acción preferencial de On2 se transformará en acciones de Google. El malestar de los accionistas de On2 radica en que la adquisición fue anunciada pocos días antes de conocerse los resultados del ejercicio anual de On2, que auguraba ser muy bueno, y en consecuencia sus acciones subirían. Por esta causa, los accionistas han entablado una demanda contra los ejecutivos, al considerar que han sido perjudicados. De todos modos, deberán reunirse para aprobar la compra –cosa que parece difícil, aunque nada es difícil para Google.

Pero la pregunta que retumba en todas la cabezas es para qué quiere Google más tecnología de aceleración gráfica. Ante la negativa a revelar cuáles son los planes de la empresa, las especulaciones crecen. Pero evidentemente, la idea es ir un paso más allá de la publicidad en internet, a otra dimensión nueva, para una empresa que se inició en el garage de una casa.

Se cree que la tecnología gráfica servirá para optimizar la calidad y acelerar las descargas de YouTube, que al día de hoy recibe en subidas de sus usuarios 20 horas de videos por minuto.

También hay quienes opinan que necesitan de esta nueva tecnología para poner a punto su sistema operativo Chrome, o para dotar de mayores prestaciones a su navegador del mismo nombre. Otros se inclinan por creer que Google desea desarrollar una consola de juegos, al nivel de la Play Station o la Nintendo Wii. Personalmente, creo que esta es la opción menos realista.

Pero lo que sería realmente espectacular, y es en este punto donde nos despegaríamos definitivamente de lo que la publicidad en Internet tradicional, actividad que es el núcleo financiero de la corporación, la idea es entrar en el negocio de la televisión. Los codecs desarollados por On2 pueden ser aplicados en chips de telefonía móvil, televisores digitales y reproductores de DVD. Dotados de mayor velocidad y poder de procesamiento, Google finalmente podría desembarcar en el codiciado negocio de la televisión IP. Podemos imaginarnos la batahola legal que semejante acción desencadenaría en el mundo de la industria de la televisión “tradicional” de todo el planeta. Pero ya sabemos, Google no se anda con chiquitas.

4 agosto 2009
Autor admin

Adsense, el sistema de publicidad utilizado por Google y el corazón de su facturación es un método muy empleado por los webmaster para lograr que su sitio facture un dinero extra. Nótese que dije “dinero extra” y no utilicé expresiones como “hacerse rico”. Podemos coincidir que la época del dinero sencillo a través de los negocios web ha llegado a su fin para no regresar. Ahora es posible hacer dinero a través de un sitio pero el proceso es mucho más paulatino y requiere un esfuerzo constante por alguna cantidad de tiempo.

Muchos webmaster se quejan diciendo directamente que “Adsense no sirve”. No es tan así, siempre hay matices para valorar las diversas situaciones de la vida. Adsense sirve, si el sitio ya cuenta con cierto tráfico. Un número adecuado para empezar a facturar es a partir de las mil visitas diarias.

Las cifras que se pueden recaudar dependen de muchos factores, además del tráfico. Uno de ellos es la tasa de click through, es decir, cuánta gente efectivamente pincha en esos enlaces. Por supuesto, la condición sine qua non es la relevancia del contenido de esos anuncios para el contenido de nuestro sitio. Aquí ya hay un punto que podemos destacar. Es necesario que nuestro sitio esté optimizado de la mejor manera para que Google pueda leer el contenido relevante del sitio. Para ello, debemos repasar la receta de optimización de sitios para SEO, y aplicarla puntualmente (título del sitio, descripción, keywords, etc)

La versatilidad de las campañas de Adwords permiten explorar opciones y cambiar seteos hasta encontrar la forma más redituable, dentro de las posibilidades. Con un ejemplo como el mencionado, y con una tasa de click through del 3% (de cada 100 personas que visitan nuestro sitio, tres pinchan el enlace) se puede recaudar entre 100 y 150 dólares, de acuerdo a cuánto hayas pactado cada click. Como vemos, estamos lejos de los casos míticos de gente que ha sacado hasta un cuarto de millón de dólares de su campaña de Adwords. Estos son los números reales, y hablar de una tasa del 3% de CTR ya es bastante. Entonces, cómo mejorar estos números.

Sin duda, este es un claro ejemplo como SEM va de la mano de SEO y viceversa. De nada vale tener campañas de Adwords en un sitio y publicidad en Google, si no se tiene tráfico. Y ciertamente Adwords de por sí no es esfuerzo suficiente para generar tráfico, al menos no en niveles significativos. Volvamos a las fuentes: es necesario revalorizar el posicionamiento natural en los buscadores. Se trata entonces de un sistema de varios elementos, todos relacionados entre si.

23 julio 2009
Autor admin

Mucho se ha hablado de la fusión entre Google y Microsoft, o más bien, mucho se he fantaseado a este respecto. Creo que, más allá de las diferencias económicas, el hecho de que estas empresas no vayan nunca a fusionarse se debe a una profunda diferencia ideológica que ambos emporios mantienen. Veamos, para Google, todo el contenido debe ser gratuito, a cambio de publicidad. Para Microsoft, todo debe ser pago. La gente de Microsoft critica a Google porque dicen que confunden cantidad con calidad, pero la verdad final la tendrán los usuarios, quienes se inclinarán finalmente hacia uno u otro modelo.

Realmente, Microsoft, y todo el mundo, debería reconocer que el modelo de publicidad de Google es admirable, y por esta causa las ganancias de este modelo reportan anualmente alcanzan cifras con gran cantidad de ceros. Parecería que esta filosofía de gratuidad rinde sus frutos.

El punto álgido de esta competencia parece estar marcado por el rumor cada vez más instalado del lanzamiento de un sistema operativo de Google. De hecho el rumor se va convirtiendo en anuncio de lanzamiento, y parecería que el Google Chrome OS está a punto de ver la luz.

El nuevo sistema operativo estará basado en Linux, un sistema Open Source, y su orientación será hacia “la nube” es decir el soporte online de toda la información: archivos, documentos, contactos, todo se encontrará online y podrá ser accesible por medio de la cada vez más popular 3G, la banda ancha móvil.

Cómo afectará esto a Microsoft, es hacer futurología. Es cierto que habrá mucha gente dispuesta a probar este nuevo sistema operativo. Pero debemos recordar que Microsoft ha resistido los embates de los sistemas operativos Open Source, como el Linux mismo, y la existencia del MacOS con bastante entereza. No es que la gente ha migrado masivamente hacia estas alternativas, por más que presenten ciertas ventajas comparativas. La estabilidad en la elección de Windows parece sólida.

Microsoft ha dado ciertos espacios en la competencia con Google, como cuando los equipos de fútbol se refugian en su área, dejando grandes áreas descubiertas para el contraataque. La pisada en falso que representó Windows Vista hace suponer que los usuarios se han vuelto mucho más críticos para con los productos que se le presentan, por más que cuenten con el aval de una gran marca como Windows.

Otra pregunta que cabe, ¿cómo convertirá su esquema de publicidad Google  en la producción de su nuevo sistema operativo? Seguramente muchos usuarios, un tanto paranoicos o no, rehusen confiar la integridad de sus ordenadores al Gran Hermano que es Google. La pregunta permanece abierta, porque cuando la limosna es grande…

21 julio 2009
Autor admin

Recientemente Google le ha dado una nueva vuelta de tuerca a la publicidad contextual. Hasta ahora, ya sabíamos que Google “leía” las páginas por las que navegaba el usuario, y adecuaba los links de los enlaces patrocinados a la naturaleza del sitio en cuestión. Pero ahora, Google, mediante el uso de cookies es capaz de conservar un registro histórico de los sitios visitados por el usuario, ver sus preferencias y por ejemplo, guardar registro de las búsquedas de YouTube. De esta forma la publicidad en Google toma una nueva dimensión.

El tema álgido es que, para muchos consumidores, se trataría de una nueva intromisión a la privacidad de las personas, al guardar registros sin que el usuario lo sepa o lo permita explícitamente. Google también guarda registro de la hora de entrada y salida de los sitios visitados, y qué enlaces se pinchan. Pero, en contrapartida, Google aduce que este cambio es para mejorar la experiencia de publicidad de los cibernautas. La idea es tratar de vincular lo más posible los gustos, intereses y características de las personas con las ofertas de enlaces patrocinados. De esta forma se espera mejorar la efectividad de los enlaces patrocinados y así mejorar sus cifras recaudadas.

La pregunta es, tú como usuario ¿te sientes cómodo con semejante control de tus hábitos en la red? ¿Estamos en presencia de un nuevo Gran Hermano? Cuesta ver un límite claramente delimitado. Todos sabemos que la publicidad ha llegado para quedarse. Es un mal menor, si se lo quiere, pues gracias a la publicidad en Internet, el usuario dispone de gran cantidad de contenidos de calidad en forma gratuita. Pero no todos se sienten completamente cómodos con la idea de ser dirigidos en las acciones que toman. ¿Cuánto deberá pasar hasta que “alguien” determine qué contenido es adecuado para mí y cuál no?

La idea es transformar la publicidad de Google en información, de manera cada vez más eficiente. Pensemos que si los enlaces patrocinados no coinciden con los intereses del usuario, su eficacia será menor. En múltiples ocasiones, la búsqueda de información nos lleva a visitar sitios que de otra forma ni soñaríamos con ver. Por ejemplo, buscando “Recetas para patas de cordero”, puede tranquilamente llevarnos al sitio de un criadero de corderos. En consecuencia, jamás pincharíamos un link que nos lleve a una empresa de servicios veterinarios.

Una mayor eficacia de los enlaces patrocinados es mejor para los Webmaster o las personas a cargo del SEO de un sitio, es mejor para los dueños de los sitios, y en último caso, es mejor para ti como usuario. Pero ¿a qué costo?

19 julio 2009
Autor admin

Desde el día 4 de junio Google Adwords ha adoptado ciertas prácticas que, quedándonos cortos, pueden ser tildadas de controversiales. Desde ese día Google permite incluir dentro de las palabras claves de una empresa, las palabras claves de sus competidores. Para poner un ejemplo, un usuario busca a la empresa XX, pero oh sorpresa, al surgir los resultados de su búsqueda, dentro de los resultados patrocinados aparece el enlace a YY, archirival y némesis de XX.

Detengamosnos unos instantes para analizar las consecuencias de esta nueva reglamentación. Por un lado, permitirá a las empresas más pequeñas que aún están construyendo su marca, competir en el mismo nicho del mercado que grandes empresas ya hace tiempo establecidas. Esto es, si eres la persona encargada del SEO de una de estas empresas, no puedes dejar de aprovechar la oportunidad para llevar tus enlaces patrocinados a un nuevo nivel de exposición, “colgándolo” de las Keywords de tus rivales.

Pero por el otro lado, esto constituye sin duda una clara muestra de publicidad engañosa. Desde el punto de vista del usuario, quien busca cierta información, podemos decir que es al menos desconcertante que dentro de los enlaces patrocinados surjan links que él no buscaba. Esto es sobre todo así para aquellas personas acostumbradas a buscar datos o información en internet y que  suelen “confiar” en los enlaces patrocinados. Sería como si una modesta sastrería se decidiera a poner en las Páginas Amarillas su aviso con el título resaltado “El Corte Inglés”, y más abajo en letras minúsculas “…no somos nosotros, pero queremos parecernos.”

Ciertamente, la decisión ha levantado polvareda. El año pasado, Google ya había puesto en marcha una “prueba piloto” en Europa, lo cual ha llevado la disputa al máximo tribunal: La Corte Europea de Justicia. Ahora, las voces en contra y las amenazas de litigios se levantan en los más de 200 países donde la medida ha sido habilitada.

Como persona especializada en SEO, por más que adentro sienta un pequeño angelito que me susurra al oído “¡No lo hagas que está mal!”, no puedo evitar sacar ventajas de esta nueva práctica para favorecer a mis más modestos clientes. De esta forma, se generarán mayor cantidad de enlaces patrocinados a partir de un cambio en las keywords, simplemente incluyendo las marcas rivales. Visto desde esta perspectiva, es fácil ver como se multiplica el negocio de las Adwords para Google, al levantar estas restricciones y permitir casi cualquier cosa. En otra época, la empresa responsable sería penalizada y su cuenta de Adwords cerrada. Y tú, ¿qué harás con tus sitios? ¿Caerás en la tentación como yo?

16 julio 2009
Autor admin

 

La pregunta planteada es la siguiente. Una vez que encaras una campaña de publicidad en Google, ¿tienen la misma efectividad los avisos del costado derecho, que los que aparecen arriba de los resultados naturales?

 
Una consultora –Gea IPC- ha determinado que no. Esta empresa realizó un estudio acerca de los movimientos de los ojos de los usuarios al buscar información en internet. Sucede que los usuarios más jóvenes, desprecian los Adwords que aparecen al costado, porque de alguna manera se han inmunizado al constante flujo de publicidad con que son bombardeados en la internet. Es decir, los usuarios ya saben que los links del costado son publicidad. En consecuencia, estadísticamente los links de la parte superior de los resultados naturales tienen más clicks.

 
Google gana dinero cuando un Adword es clickeado. Por eso, ellos mismos, si tus avisos no rinden los frutos deseados, te lo harán saber. Esto no es porque son buena gente y quieren darte una mano –tal vez sí lo sean, pero no es por eso que te avisan de tu baja efectividad. Simplemente, el espacio en Google cuesta dinero, y si tu link permanece inactivo, a ellos no les conviene.

 
De hecho, el servicio de publicidad en Google cuenta con poderosas herramientas online que te permiten generar los cambios necesitados para darle efectividad a tus anuncios. Ellos mismos, si tus palabras claves no sirven, te invitarán a cambiarlas para que finalmente tu inversión en publicidad tenga los resultados previstos, y así te estimulan a continuar siendo su cliente.

 
En general la nueva pauta de consumo de los usuarios implica que la publicidad se transforme en información. Cada vez menos gente cae con los avisos tradicionales, esos famosos eslogans pegadizos, o palabras que atraigan indiscriminadamente la atención de la gente. Los usuarios que buscan información es justamente eso lo que quieren, pues se encuentran “entrenados” en la búsqueda de datos en internet. Ya sabemos que la paciencia es un don proverbial, de la justamente los cibernautas carecen en su mayoría. El que busca algo en Google lo quiere ya, a mano, a menos de dos clicks. Por esta causa tus palabras clave deben ser lo más informativas posible del nicho que tu empresa ocupa. Si son demasiado genéricas, perderás dinero en tu campaña de publicidad en Google, dado que pagarás por clicks que nunca se transformarán en ventas. Google tampoco quiere esto. Ellos también buscan la máxima efectividad de sus productos.